La incursión en la Península de una nueva masa de aire cálido de origen africano propiciará 48 horas -jueves y viernes- de calor intenso en amplias zonas del país, con máximas entre 40 y 41 grados, antes de dar paso a un fin de semana de inestabilidad y tormentas.

Noticias relacionadas

El aire cálido activará desde mañana el aviso por altas temperaturas en 23 provincias -4 en riesgo importante-, ha avanzado a Efe, Fernando García, portavoz de la Agencia de Meteorología (Aemet), para explicar que pese a los valores altos que se registrarán en 48 horas, "no se trata de una ola de calor".

"Serán solo dos días de calor intenso antes de refrescar para el fin de semana, con tormentas que pueden tener un carácter generalizado", ha incidido el portavoz, quien ha asegurado.

Ante esta situación la Aemet mantiene para mañana activada la alerta naranja en las provincias de Córdoba, Jaén, Badajoz y Cáceres donde los termómetros oscilarán entre los 40 y 41 grados, mientras que en 19 provincias más de Andalucía, Aragón, ambas Castillas, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana hay alerta amarilla (riesgo).

Para el viernes, el calor intenso abarcará un territorio más amplio y apretará con fuerza en las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Toledo, Ávila, Lleida y Madrid, donde hay aviso naranja; en otras 20 provincias persistirá la alerta amarilla.

A partir del sábado, el embolsamiento de aire frío en niveles altos de la atmósfera se acercará más a la Península y, de momento, la tendencia apunta a que, se iniciará un descenso acusado de las temperaturas acompañado de fenómenos tormentosos en numerosa partes del país, ha observado García.

Durante el fin de semana -ha insistido el portavoz- será necesario, si se cumplen los pronósticos, "volver a estar atentos a los avisos de la Agencia de Meteorología" por los posibles riesgos de las tormentas o chubascos.