La Guardia Civil hace ya décadas que dejó de ocuparse únicamente de detener al formato más clásico del delincuente. Ahora actúa prácticamente en todos los ámbitos, como lo demuestran habitualmente en sus redes sociales. 

Noticias relacionadas

La conservación del medio ambiente es una obsesión para esta parte de las fuerzas de seguridad del estado, que se preocupa desde los que tiran basura al monte, a los que no duda en calificar como cerdos, hasta de la gestión de residuos. 

En este sentido, la Guardia Civil ha publicado una impactante fotografía para advertir sobre el peligro de tirar residuos a la playa o a otros lugares no estipulados que haga que acaben ahí. 

"El estado de tu playa favorita depende de que algunos no dejen huellas en la arena que el mar no pueda borrar", acompaña un texto a la imagen, desgraciadamente real como la vida misma. 

En ella, se detallan las huellas que dejan en la arena distintas especies animales. En la parte superior, se ven tres fotografías de huellas de una forma muy característica: la gaviota, el perro y el caballo. 

Todas estas huellas tienen algo en común, su forma se queda en la arena, pero se irá rápidamente, en cuanto llegue el agua, sople una brisa o simplemente otro animal se pose sobre la misma superficie. 

En la parte de abajo de la imagen, la Guardia Civil nos adelanta que se va a ver la imagen de una huella humana pero, lejos de encontrar una silueta de nuestro pie apoyada en la arena de nuestra playa favorita, encontramos otro tipo de huella que sólo podemos achacar a nuestra especie: la de la basura. 

En la fotografía se ven cajas, latas, botellas de plástico y hasta un trozo de carne, todo desplegado a lo largo de la arena. Sin embargo, se nota que no es una fotografía reciente, ya que en ella no se ve el tipo de residuo que más preocupa en la actualidad: las mascarillas

Estas mascarillas pueden tardar hasta 400 años en descomponerse, mientras que los guantes biodegradables tardarán, en el mejor de los casos, 30 años. Esta sin duda es una de las peores caras de la nueva normalidad. Por eso, necesitamos conocer la importancia de hacer un uso responsable de la mismas.

En cualquier caso, sean o no mascarillas, lo que está más que claro para la Guardia Civil -y debería estarlo para todos- es que no hay que tirar basura a ningún otro sitio que el indicado por las regulaciones. Así, nos aseguraremos de que no llegue a la playa.