Jeff Bezos, el director ejecutivo de Amazon y el hombre más rico del mundo, dijo este lunes que va a aportar 10.000 millones de dolares de su bolsillo para abordar la crisis climática, lo que hará a través de una nueva iniciativa bautizada como Bezos Earth Fund.

Noticias relacionadas

El esfuerzo financiará a científicos, activistas y organizaciones no gubernamentales, dijo el magnate en una publicación en Instagram.

Bezos, quien ha sido presionado por los empleados de Amazon en temas climáticos, dijo que esperaba comenzar a otorgar subvenciones este verano. "El cambio climático es la mayor amenaza para nuestro planeta", escribió. "Quiero trabajar junto a otros para amplificar las formas conocidas y explorar nuevas formas de combatir el impacto devastador del cambio climático en este planeta que todos compartimos".

Al contrario que otros magnates bien conocidos por su filantropía, como Bill Gates, Bezos no la ha ejercido históricamente. Con un patrimonio neto de 130.000 millones de dólares, prefirió centrarse en Amazon y otras empresas privadas, como Blue Origin, que fabrica cohetes. Bezos también es dueño de The Washington Post

En los últimos tiempos, sí se ha ido notando un ligero cambio en Bezos, que ha aumentado sus compromisos filantrópicos. La máxima donación que ha hecho hasta la fecha ha sido de 2.000 millones de dólares. La anunció en septiembre de 2018 para ayudar a las familias sin hogar y construir una red de guarderías Montessori, lo que anunció con su entonces esposa, MacKenzie.

Después de que la pareja se divorció el año pasado, su exesposa dijo que había firmado el llamado Compromiso de donación, un documento por el que las personas más ricas del mundo se comprometan a regalar al menos la mitad de su riqueza durante su vida o en sus testamentos. Jeff Bezos, sin embargo, no ha firmado.

El nuevo anuncio se enmarca en una creciente preocupación del magnate por el medio ambiente, azuzada en parte por los propios empleados de Amazon, que llegaron a organizar huelgas y hablar públicamente sobre cómo la empresa podía mejorar en este sentido. En septiembre, Bezos presentó la promesa climática, en la que dijo que Amazon cumpliría con los objetivos del acuerdo climático de París 10 años antes de lo previsto y que sería neutral en carbono para 2040.

Como parte de la promesa, dijo que Amazon estaba ordenando 100.000 camiones de reparto eléctrico de Rivian, una empresa con sede en Michigan en la que Amazon ha invertido.

En ese momento, Bezos dijo que el clima de la Tierra estaba cambiando más rápido de lo previsto por la comunidad científica hace cinco años. "Esas predicciones fueron malas, pero lo que realmente está sucediendo es terrible", dijo.