En la actualidad, el negocio de Amazon no depende enteramente de ella misma; la parte final, la entrega del producto, sigue dependiendo de terceros: las empresas de mensajería.

Noticias relacionadas

Que Amazon no está contenta con esto no es ningún secreto, como tampoco lo es que quiere cambiar esto a toda costa. Ya ha dado algunos pasos para realizar las labores de reparto de paquetes, incluyendo la compra de aviones de transporte.

El siguiente paso será la distribución de paquetes directamente hasta los usuarios, una labor que ahora cumplen empresas como DHL, UPS o Correos Express. Y para ello, Amazon tendrá que invertir mucho no solo en logística, sino también en transporte.

Las furgonetas de Amazon

Ahora Amazon ha enseñado cómo quiere solucionar esto último, con la presentación de sus nuevas furgonetas eléctricas; estas se dedicarán al transporte de paquetes hasta el hogar, siendo capaces de entrar en el centro de las grandes ciudades al no emitir gases contaminantes.

Aparte de que son eléctricas, estas furgonetas no parecen tener mucho de especial; su diseño está pensado para ahorrar tiempo a los repartidores, que podrán entrar y salir de la cabina más fácilmente. La puerta trasera de apertura vertical les permitirá entrar en la zona de carga y coger el paquete que sea sin molestias.

Por el momento, estas furgonetas aún están en la fase de diseño y prototipo; pero Amazon ya ha realizado un pedido de 100.000 unidades para el 2030. Lo verdaderamente interesante es quién se encargará de fabricarlas: Rivian.

Si sigues el sector eléctrico, ese es un nombre que probablemente te suene. La que empezó como una startup de Michigan, EEUU, se ha convertido rápidamente en el ojito derecho de la industria, recibiendo financiación de gigantes como Ford o la propia Amazon; y ya sabemos porqué esta última estaba tan interesada.

Rivian, el rival de Tesla

Rivian podría ser el principal rival de Tesla en los próximos años, no solo gracias a los coches que ya está a punto de lanzar al mercados, sino por este tipo de acuerdos. La tecnología que ha desarrollado para sus propios modelos se puede adaptar para otros tipos de vehículos, como por ejemplo, furgonetas eléctricas; además, se espera que también fabrique un SUV para Ford, que venderá bajo la marca de lujo Lincoln.

Rivian R1T Rivian

Esta es una estrategia muy diferente a la de Tesla, que ha permanecido aislada del resto de la industria; su tecnología sólo está disponible en sus coches. En cambio, Rivian ve estos acuerdos como una manera de financiar sus propios vehículos, que serán más prácticos y con un diseño más familiar. Por ahora está preparando dos: la camioneta pickup R1T, con funciones tan interesantes como la posibilidad de girar como un tanque, y el SUV R1S.

Este acuerdo con Amazon garantizará al menos 100.000 furgonetas con su tecnología en las calles; a largo plazo, eso puede convertir a Rivian en el gran rival de Tesla.