Tesla ha conseguido lo que ningún fabricante tradicional ha podido: popularizar los coches eléctricos. De hecho, para mucha gente “Tesla” ya se está convirtiendo en sinónimo de “coche eléctrico”; aunque eso no significa que sea la única compañía que está innovando en este sector, ni mucho menos. Cada cierto tiempo aparece una nueva startup que quiere ser la “nueva Tesla”; y a simple vista, eso es lo que es Rivian. Pero entonces, ¿cómo está llamando la atención de algunas de las compañías más importante del planeta?

Noticias relacionadas

Rivian es una pequeña (por ahora) startup de Michigan dedicada a la fabricación de coches eléctricos. Aunque ya lleva diez años de vida, es poco probable que su nombre te suene; es normal, ya que no ha lanzado ningún producto. Hasta ahora, sólo ha presentado prototipos, algunos más avanzados que otros; pero es en los últimos meses que su nombre está siendo mencionado por más gente. Todo gracias a la presentación de dos modelos muy cercanos a producción: el R1T y el R1S.

Rivian, el rival de Tesla que estábamos esperando

El R1S es, como no podía ser de otra manera, un SUV, el tipo de coche más popular en la actualidad para llevar a la familia. Por otra parte, el R1T es una “pickup”, una camioneta pensada para trabajar; esto es más raro, aunque no único: otras marcas como Atlis también tienen propuestas para este sector. Pero entonces, ¿qué tiene Rivian que la hace tan especial?

Para empezar, puede que por el momento Rivian sólo tenga dos prototipos; pero están tan avanzados que están atrayendo inversores muy potentes. El mayor, nada menos que Amazon; sí, el gigante de Internet ha decidido invertir en coches eléctricos con Rivian. Estamos hablando de nada menos que de 700 millones de dólares; sumado a lo que Rivian ya había conseguido, esto se traduce en un valor de 1.150 millones de dólares. Y eso es sólo el principio. Rivian incluso ha recibido interés de otras marcas de coches, como General Motors; el conglomerado, con marcas como Chevrolet o Cadillac, está en conversaciones para invertir en Rivian.

rivian 2

Un buen motivo por el que Rivian ha conseguido esta inversión es porque probablemente es el rival de Tesla mejor situado, que aún no pertenece a ningún gran fabricante. Como un caramelo en la puerta del colegio, Rivian es una apuesta independiente (por ahora), la principal que ha demostrado que es posible repetir el milagro de Tesla.

Una camioneta y un SUV, las apuestas que han atraído a Amazon

Y la verdad es que está muy cerca de conseguirlo. Tanto el R1S como el R1T tienen una fecha de lanzamiento prevista para finales de 2020; ambos pertenecen a sectores seguros, con muchas ventas, pero al mismo tiempo incluyen innovaciones que no encontramos en otras marcas.

El R1T, la camioneta, es un buen ejemplo; es un tipo de coche en el que el espacio lo es todo, y Rivian aprovecha que no usa un motor de combustión convencional para añadir un maletero en la parte frontal. Pero tal vez lo que más llama la atención es el “agujero” en mitad de la camioneta, que permite llevar objetos largos. Costará 69.000 dólares, sin contar con posibles ayudas; la autonomía es sorprendente, prometiendo llegar a los 634 kilómetros.

Por su parte, el R1S parece un SUV más conencional; nos recuerda a los Range Rover o modelos similares, pero con un estilo más futurista. Excepto que estamos ante una “bestia” de nada menos que 750 caballos; pese a eso, la autonomía es de 600 kilómetros. Su estilo único es evidente en las ópticas y en el interior, donde también tiene una gigantesca pantalla en la consola central. El R1S tiene tres filas de asientos y es un vehículo más orientado al lujo. Costará 73.500 dólares sin ayudas, y es posible que tarde un poco más en llegar que la camioneta.

Probablemente hablaremos mucho de Rivian en los próximos meses. Con las inversiones recibidas, es el fabricante que más papeletas tiene de producir una revolución semejante como la de Tesla.