Durante la noche de este jueves 24 de junio podremos presenciar la última superluna de 2021, bautizada como "luna de fresa". Se trata de un fenómeno que tiene lugar unas pocas veces al año y que se produce cuando el satélite se encuentra en fase de luna llena y pasa por el punto de su órbita más cercano a la Tierra. Así, según los especialistas, este jueves podremos ver la luna desde España un 14% más grande y un 30% más brillante que el resto del año. Hace apenas un mes también se pudo observar la superluna de mayo

Noticias relacionadas

La superluna es un fenómeno astronómico, acuñado por el astrólogo Richard Nolle en 1979, que tiene lugar cuando nuestro satélite pasa por el punto de su órbita más cercano a la Tierra, hecho que se conoce como perigeo, y que a su vez, está en fase de luna llena. 

A pesar de que el perigeo ocurre una trece veces al año, es decir, uno por cada mes lunar, su coincidencia con la fase llena de la luna solo tiene lugar unas cuatro veces por año. Sin embargo, este 2021 solo tendremos la posibilidad de ver tres superlunas, siendo la de este jueves la última del año. Para volver a disfrutar de este fenómeno deberemos esperar hasta el 22 de marzo de 2022.

La "luna de fresa" fue designada así por las tribus nativas americanas de agricultores por ser la época del año en el que las fresas comenzaban a madurar. En Europa también se la conoce como "luna de las rosas" debido a la cosecha de las mismas o "luna caliente", asociado al comienzo del verano.

Sin embargo, los europeos la conocen como luna de las rosas, asociada con la cosecha de las rosas, y también luna caliente, debido al comienzo del verano en el hemisferio norte.

La gran luna llena será visible a simple vista desde cualquier parte del mundo, concretamente en España aparecerá en nuestros cielos el 24 de junio a las 19:39 hora peninsular, pero no será hasta la 1:40 de la madrugada cuando podremos verla en su máximo esplendor, hora en el que la luna alcanzará su máxima iluminación.

La "luna de fresa", que se podrá ver desde cualquier parte del mundo, alcanzará su máximo esplendor en España durante la madrugada. Para disfrutar de ella solo hará falta un lugar oscuro y alejado de las luces.