Murallas de Olmedo

Murallas de Olmedo Pio Baruque Fotógrafos

Turismo

'Saborea Olmedo' quien lo probó lo sabe

La Villa presenta numerosos atractivos turísticos para disfrutar al aire libre

26 noviembre, 2021 05:30

Olmedo debe su nombre a la abundancia de olmos que existía en su término. La importancia que se daba a Olmedo durante el Medievo se refleja en el refranero: «Quien señor de Castilla quiera ser / a Olmedo de su parte ha de tener».

Parque del Mudéjar

Se hace imprescindible la visita al museo al aire libre Parque Temático del Mudéjar de Castilla y León, que es sin duda el principal atractivo de Olmedo. El parque ocupa una extensión de casi 15.000 m2 en los que se distribuyen veintiuna réplicas arquitectónicas a escala 1/8; construidas con ladrillos del tamaño de un dedo, y en el que podemos hacer un recorrido por el mudéjar castellano y leonés.

Se pueden observar réplicas de edificios tan alejados como el Castillo de la Mota o el Castillo de Coca, en apenas 5 minutos. Los horarios de visitan se pueden consultar en la página www.pasionmudejar.com.

El otro museo, el Palacio Caballero de Olmedo, hace un recorrido por el Siglo de Oro de una forma dinámica y sensorial.

El patrimonio monumental de Olmedo es muy abundante, tanto que se denominó durante la Edad Media, como la villa de los siete sietes, porque poseía siete iglesias, siete conventos, siete plazas, siete caños o fuentes, siete arcos de entrada en sus murallas, siete casas nobles y siete pueblos de su alfoz.

Sus calles están jalonadas de edificios mudéjares, destacando la iglesia de San Miguel y la Soterraña y las ruinas consolidadas de San Andrés. Ambos edificios son monumento histórico-artístico nacional, al igual que los restos de muralla que circundan la mayor parte del casco histórico.

Olmedo es también una villa termal, que cuenta con aguas mineromedicinales y entre otros servicios para aliviarnos de este agotamiento pandémico encontramos baños de vapor, chorros a presión, bañeras de hidromasaje y burbujas, lodos, parafangos y ducha circular, entre otros.

Gastronomía

Los antiguos mesoneros y taberneros crearon las bases de su gastronomía. En Olmedo siguen encendidos hoy los fogones y hornos donde se preparan los asados. El rey de la gastronomía es, sin duda alguna, el lechazo, aunque también se abren camino el cochinillo y la carne a la piedra, además de ricos manjares de la cocina en miniatura.

De la afamada repostería de Olmedo dan buena cuenta sus deliciosos pasteles y productos elaborados de forma artesanal. En cuanto al enoturismo el municipio cuenta con dos bodegas: Bodegas La Soterraña, que elabora blancos de la DO Rueda, y Bodegas y Viñedos la Mejorada, centrada en los caldos tintos.

Para los amantes del senderismo y las rutas en bicicleta el Camino Natural Vía Verde del valle del Eresma recupera para el viajero el trazado del ferrocarril Segovia-Medina del Campo, en activo durante más de 100 años. El itinerario rehabilitado transita desde Segovia hasta Olmedo, y se puede realizar la etapa de Olmedo a Nava de la Asunción con una longitud de 23 kilómetros mediante la marcha por una superficie lisa con caminos y cruces bien definidos.