Sucesos Este tipo de furgonetas de alquiler, para evitar sustracciones, están dotadas de geolocalizadores GPS, por lo que se comprobó que la furgoneta en el periodo de tiempo en el que se produjo el robo en la nave estaba ubicada en la Carretera Madrid-Irún, a escasos 500 metros del lugar del robo.

Detenidos tres jóvenes tras robar varios electrodomésticos en una nave industrial en Burgos

9 julio, 2021 14:20

Agentes de la Policía Nacional de Burgos han detenido a tres varones de 31, 35 y 22 años, todos ellos vecinos de Madrid, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en las cosas que ya han sido puestos a disposición judicial.

Según la denuncia interpuesta en la Comisaría de Burgos, en el pasado mes de mayo se produjo un robo con fuerza en una nave industrial de la Carretera Madrid-Irún. Los autores del robo, tras realizar un pequeño butrón en un lateral de la nave para poder observar su interior, forzaron la puerta de acceso principal, apalancando el marco, para sustraer cuatro hornos, tres frigoríficos, un microondas, dos campanas extractoras y una lavadora. Aunque se activó la alarma del local, huyeron antes de la llegada de la Policía.

Las investigaciones pudieron determinar que los detenidos accedieron al interior de la nave industrial con una furgoneta propiedad de una empresa de alquiler de vehículos, la cual utilizaron para cargar el material sustraído y escapar.

Este tipo de furgonetas de alquiler, para evitar sustracciones, están dotadas de geolocalizadores GPS, por lo que se comprobó que la furgoneta en el periodo de tiempo en el que se produjo el robo en la nave estaba ubicada en la Carretera Madrid-Irún, a escasos 500 metros del lugar del robo.

Los detenidos para dificultar su identificación, utilizaron la documentación de una persona a la que le habían sustraído la cartera, mediante el robo en su vehículo y que había sido denunciado en Madrid, para alquilar el vehículo.

La Policía Nacional pudo determinar que la furgoneta de alquiler utilizada en Burgos para realizar el robo con fuerza, era la misma que se usó en Calatayud y en Cartagena para cometer diferentes robos en naves industriales, todo ello respaldado por las gestiones realizadas con la empresa de alquiler de furgonetas y por el resultado del geolocalizador de dicho vehículo.