Sucesos

Desmantelado un grupo criminal, en el que participaba un menor, acusado de 38 robos en León, Zamora y Asturias

6 noviembre, 2020 13:51

Componentes de la Guardia Civil de las Comandancias de Oviedo y de León, en el marco de la ‘Operación Ludop-Cantillana’ detuvieron a seis personas mayores de edad e imputaron a un menor que integraban un grupo criminal, al que le imputa la comisión de 38 robos con fuerza por valor de 108.000 euros en establecimientos públicos de León, Zamora y Asturias.



Las investigaciones se iniciaron cuando la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Oviedo detectó un considerable aumento de sustracciones de vehículos y su posible relación con robos en establecimientos públicos, dando origen a la ‘Operación Ludop’.



Sin embargo, del análisis de la información obtenida se comprobó que los supuestos autores no solo desarrollaban su actividad delictiva en el Principado de Asturias sino que se trasladaban hasta la provincia de León, lugar donde la Unidad Orgánica de Policía Judicial también estaba realizado investigaciones por hechos similares en el marco de la ‘Operación Cantillana’, por lo que ambas unidades aunaron sus esfuerzos.



Una unión que dio lugar a la Operación ‘Ludop-Cantillana’ y que permitió el esclarecimiento de 38 hechos delictivos, la mayoría de ellos robos con fuerza en establecimientos públicos y sustracción de vehículos en las localidades de Teverga, Grado, Campomanes, Langreo, Olloniego, Oviedo, Lugones, Avilés, Trubia, Pola de Lena, Cerredo-Degaña, Benavente (Zamora) y en la provincia de León en las localidades de La Virgen del Camino-Valverde del Camino, La Robla, Alcedo de Alba, Valencia de Don Juan y Villamañan. Asimismo, a los detenidos se les imputan delitos de Estafa y Contra la Seguridad del Tráfico.



Las detenciones de las personas integrantes del Grupo Criminal, todas ellas residentes en Asturias, se llevaron a cabo por parte de las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de la Guardia Civil de Oviedo y de León, en las localidades de Lugones y de Oviedo.



Tras las detenciones y recuperación de varios de los vehículos sustraídos, fue posible el hallazgo de objetos provenientes de hechos delictivos, así como otros efectos incriminatorios y fragmentos de huellas dactilares. Así, a parta de peritación oficial, el valor de los efectos sustraídos se estima en más 108.000 euros y los daños ocasionados 238.000 euros.



Los detenidos, junto con las diligencias instruidas fueron entregados en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Grado que entiende de la causa.



‘Modus operandi’



Del análisis de los robos con fuerza y de los indicios obtenidos en las inspecciones oculares de los vehículos recuperados y establecimientos públicos violentados, se pudieron relacionar numerosos robos con fuerza que se ejecutaban tras la sustracción de vehículos, principalmente de la marca Volkswagen, a los que inutilizaban sus sistemas de seguridad a través de un dispositivo especializado.



El acceso a los establecimientos públicos, preferentemente bares, se llevaba a cabo mediante el método conocido como ‘alcantarillazo’ para fracturar con violencia, puertas, ventanas o lunas mediante objetos contundentes, habitualmente tapas de registro de suministros. No obstante, en algún caso el acceso a los bares se produjo mediante el alunizaje del vehículo sustraído.



Del interior de los establecimientos se sustraía el dinero de cajas registradoras y de máquinas recreativas, que abrían por la fuerza en escasos segundos, ya que el grupo criminal perpetraba sus robos en menos de un minuto de tiempo.