Sucesos La jornada laboral que desarrollaban oscilaba entre 12 y las 14 horas, sin compensaciones ni horas extras, sin derecho a vacaciones, abusando de la situación de necesidad en que se encontraban estas personas.

Detenida una pareja en Valladolid por explotación laboral a inmigrantes solicitantes de protección internacional

28 agosto, 2020 11:09

La Policía Nacional en el marco de la operación "ELMER" ha detenido a una pareja ambos de 43 años, como presuntos autores de un delito de explotación laboral.

La investigación se inició a principios del mes de agosto de 2020  y se centró en dicha pareja como responsables de una empresa que se decicaba al transporte de mercancía y que realizaba subcontratas para empresas de logística, contratando a inmigrantes, los cuales eran solicitantes de protección internacional sin autorización para trabajar, aprovechándose de esa situación de necesidad y vulnerabilidad, les imponían unas condiciones laborales abusivas e ilícitas, con el único objetivo de obtener un mayor beneficio económico.

"Modus Operandi"

Los investigados buscaban empleados sin autorización de trabajo, normalmente solicitantes de protección internacional, a los que les entregaban una fotografía de la documentación de otro trabajador legal indicándoles que debían aprenderse la filiación y hacerse pasar por esa persona si fueran requeridos por las Autoridades.

Al no ser el propio trabajador quien está dado de alta, desempeñaban sus funciones sin ningún tipo de cobertura legal ni propia ni a terceros. Algunos de los trabajadores efectuaban labores de reparto de mercancía careciendo de permiso de conducir válido en España, si bien trabajaban diariamente con una furgoneta de reparto.

La jornada laboral que desarrollaban oscilaba entre 12 y las 14 horas, sin compensaciones ni horas extras, sin derecho a vacaciones, abusando de la situación de necesidad en que se encontraban estas personas.

Al no estar dados de alta como trabajadores, la empresa no hacía frente a cuota alguna a la Seguridad Social, obteniendo así un mayor beneficio económico.

La operación ha sido realizada por la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Valladolid.