Sociedad

Cuatro empresas de Castilla y León desarrollan un innovador proyecto para radiografiar los edificios históricos

Zamora ha sido el lugar elegido para lanzar al mundo este nuevo sistema, que si bien no será obligatorio para este tipo de construcciones sí será "extraordinariamente recomendable" y que está financiado con 150.000 euros por la Junta de Castilla y León

14 septiembre, 2021 14:15

Cuatro empresas de Castilla y León se han unido para crear una metodología específica para la inspección técnica de edificios históricos, que podría suponer toda una revolución en la forma en la que se conservan y protegen los edificios históricos de Castilla y León, tan necesarios en el turismo de interior del que se aprovecha económicamente nuestra Comunidad. 

Zamora ha sido el lugar elegido para lanzar al mundo este nuevo sistema, que si bien no será obligatorio para este tipo de construcciones sí será "extraordinariamente recomendable" por la completa e innovadora 'radiografía' que generará de estos edificios y su estado. Un proyecto cuya redacción ha financiado la Junta de Castilla y León con 150.000 euros y que ha tenido sus primeros análisis en la capilla de Santiago de la Catedral de Zamora, como ejemplo "de un lugar donde están bien hechas las cosas". 

Bajo el nombre ITEHIS hace este proyecto de investigación aplicada de dos años de duración (2020-2022) cuyo objetivo es crear una metodología específica para la inspección técnica de edificios históricos, tanto de uso público como privado, definiéndose las tecnologías digitales y las prácticas más adecuadas para ello. Se otorga así al edificio una calificación en cinco niveles: excelente; apto; apto con deficiencias leves; no apto; desfavorable, que permite priorizar objetivamente los recursos que se destinen a su conservación. 

La inspección propuesta por ITEHIS contempla nueve aspectos que pueden considerarse conjunta o individualmente: adecuación de la documentación; cimentación y estructura; fachadas y cubiertas; estanqueidad y biodegradación; instalaciones; bienes muebles; seguridad, salubridad y ornato; accesibilidad; y comportamiento funcional del edificio. Todos ellos están cohesionados por el paradigma internacional BIM (Building Information Modelling) para cumplir con la Directiva 2014/24/EU, de obligado cumplimiento en contratación pública, contribuyéndose decididamente a su particularización para edificación histórica (HBIM: Heritage BIM). 

ITEHIS propone una metodología rigurosa, objetiva y fundamentada en el conocimiento y la trayectoria profesional de cuatro empresas consolidadas en el sector del Patrimonio: TRYCSA (Valladolid), ALTEISA (Zamora), CARTIF (Valladolid) y ACITORES (Torquemada, Palencia). Estas tres empresas han apostado por la I+D en un momento de crisis económica y sanitaria para hacerse con un nicho de mercado, tan necesario como demandado, donde ofrecer soluciones efectivas a coste admisible. Cuentan con la ayuda del centro tecnológico CARTIF para la introducción de las últimas novedades tecnológicas en los procesos y servicios asociados. Han recibido para ello subvención por parte del ICE de Castilla y León, que complementan en mayor medida con fondos propios para desarrollar el proyecto. 

La inspección técnica propuesta por ITEHIS está diferenciada de manera obvia e inevitable de la correspondiente a construcción convencional, cuyos reglamentos y normativas no aplican, o lo hacen muy parcialmente a la edificación histórica por la singularidad y la sensibilidad que requieren este tipo de edificios. Aunque ITEHIS no dé lugar a una inspección obligatoria, si será extraordinariamente conveniente para todos aquellos con antigüedad superior a 100 años, provistos de un uso concreto, bien sea civil, militar, religioso o industrial. 

Los resultados de ITEHIS son útiles tanto a los promotores de las intervenciones, como a los arquitectos que planifican las mismas, permitiendo: identificar y localizar acciones de emergencia cuando existen problemas; priorizar objetivamente los recursos necesarios para garantizar el buen estado de los bienes mientras no existan esos problemas; y generar informes sistemáticos cualificados para el correcto mantenimiento y la prevención de manera rentable de los bienes muebles e inmuebles. Los resultados servirán igualmente para alimentar las normativas específicas que ya se están elaborando para hacer sostenible la edificación histórica a través del órgano técnico competente del UNE. Todo un ejemplo de proyección internacional desde Castilla y León aprovechando uno de los recursos endógenos que nos caracterizan.