Sociedad Desde esa mayor cobertura, en Castilla y León los criterios de atención a fumadores se ampliaron en  la Guía asistencial pública, valorándose importante esta función, a lo largo de este periodo de más de un año  de su implantación.Así en la actualidad, en Palencia, como en el resto del territorio autonómico, se realiza un proceso de asistencia integrada a fumadores, con motivación para dejar de fumar, en un primer nivel a través de los médicos de familia y en un segundo nivel a través de las Unidades Especializadas de Tabaquismo, que en el caso de nuestra provincia se ubica en el Servicio de Neumología del Hospital Universitario Rio Carrión.Por otro lado, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de la Gerencia de Servicios Sociales, mantiene su apoyo a las acciones de prevención del consumo de drogas y  tratamiento de las drogodependencias, prestando una particular atención a las sustancias cuyo consumo está más extendido en nuestro contexto, como es el caso del tabaco.En este sentido se colabora, en el ámbito escolar, por parte de las Gerencias Territoriales de Servicios Sociales con la Consejería de Educación, en la realización de una serie de Programas acreditados para prevención del consumo y que son desarrollados con el  alumnado de los distintos centros interesados a partir de los cursos de 5º y 6º de primaria.

Castilla y León refuerza sus programas de prevención, sensibilización y asistencia del tabaquismo

31 mayo, 2021 11:10

El 31 de mayo es el día Mundial frente al tabaquismo. Esta fecha tiene especial relevancia porque el consumo de tabaco es uno de los factores importantes que influye en la aparición de enfermedades y el aumento de mortalidad en todo el mundo, constituyendo una de las principales causas asociadas a las enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades respiratorias entre otras. Partiendo de esta realidad son de alto interés todas las intervenciones que puedan servir, tanto para la sensibilización de la sociedad, como para prevención y asistencia del tabaquismo.

En este sentido, cabe destacar que a partir de 1 de enero de 2020, la Cartera Básica de Servicios en materia sanitaria incluyó el tratamiento integrado de asistencia con fármacos para la deshabituación tabáquica. Desde esa mayor cobertura, en Castilla y León los criterios de atención a fumadores se ampliaron en  la Guía asistencial pública, valorándose importante esta función, a lo largo de este periodo de más de un año  de su implantación.

Así en la actualidad, en Palencia, como en el resto del territorio autonómico, se realiza un proceso de asistencia integrada a fumadores, con motivación para dejar de fumar, en un primer nivel a través de los médicos de familia y en un segundo nivel a través de las Unidades Especializadas de Tabaquismo, que en el caso de nuestra provincia se ubica en el Servicio de Neumología del Hospital Universitario Rio Carrión.

Por otro lado, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de la Gerencia de Servicios Sociales, mantiene su apoyo a las acciones de prevención del consumo de drogas y  tratamiento de las drogodependencias, prestando una particular atención a las sustancias cuyo consumo está más extendido en nuestro contexto, como es el caso del tabaco.

En este sentido se colabora, en el ámbito escolar, por parte de las Gerencias Territoriales de Servicios Sociales con la Consejería de Educación, en la realización de una serie de Programas acreditados para prevención del consumo y que son desarrollados con el  alumnado de los distintos centros interesados a partir de los cursos de 5º y 6º de primaria. Por otra parte y encaminado a proporcionar una intervención complementaria del tabaquismo, se promueve un programa específico de deshabituación tabáquica en grupo, en colaboración con la Asociación Española contra el Cáncer en Castilla y León para su desarrollo donde resulte más pertinente.

Estas iniciativas  forman parte del compromiso de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de colaborar con las entidades públicas y privadas para la prevención del consumo, procurando evitar los daños físicos, psicológicos y sociales que se derivan del abuso y dependencia del tabaco, en todas las edades pero sobre todo en los más jóvenes.

En los últimos años se da alerta especial con los nuevos productos de tabaco, que no son sólo los cigarrillos convencionales, sino los dispositivos de cigarro electrónico, pipas de agua o vapeadores, consumidos por un amplio sector de jóvenes. Destaca en este sentido  el dato de la última Encuesta Nacional Estudes de 2019, que señala que uno de cada dos estudiantes, entre los 14 y 18 años, ha probado alguna vez tabaco en sus distintas modalidades de consumo. Esto se considera un factor de riesgo para posible acceso al consumo de cannabis.

De ahí la importancia de este Día Mundial frente al tabaco y de una mayor conciencia social sobre los riesgos del consumo de esta sustancia.