Sociedad La Audiencia Provincial de Zamora estima el recurso de Javier Iglesias, padre del exdirigente de Unidas Podemos Pablo Iglesias contra el auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Zamora, que acordó la falta de competencia objetiva, para conocer la demanda de protección del derecho al honor presentada por el padre de Pablo Iglesias contra Cayetana Álvarez de Toledo. Y es que, pese a que inicialmente el zamorano aseguró que denunciaría a la exportavoz del PP en el Congreso, por unas declaraciones realizadas en sede parlamentaria, donde aseguró durante un Pleno que Pablo Iglesias "es el hijo de un terrorista", por la militancia de Javier Iglesias en el FRAP que operó en la Transición.

La demanda entre Javier Iglesias y Cayetana Álvarez de Toledo por daños morales se resolverá en Zamora

28 mayo, 2021 12:45

La Audiencia Provincial de Zamora estima el recurso de Javier Iglesias, padre del exdirigente de Unidas Podemos Pablo Iglesias contra el auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Zamora, que acordó la falta de competencia objetiva, para conocer la demanda de protección del derecho al honor presentada por el padre de Pablo Iglesias contra Cayetana Álvarez de Toledo. 

Y es que, pese a que inicialmente el zamorano aseguró que denunciaría a la exportavoz del PP en el Congreso, por unas declaraciones realizadas en sede parlamentaria, donde aseguró durante un Pleno que Pablo Iglesias "es el hijo de un terrorista", por la militancia de Javier Iglesias en el FRAP que operó en la Transición.

Finalmente, la demanda interpuesta se realizó por las declaraciones de la diputada del Partido Popular, en una entrevista publicada por el periódico ABC con fecha 1 de junio de 2020. Por ello, no efectuadas en el ejercicio de sus funciones como parlamentaria. La Audiencia acuerda, por tanto, la competencia de dicho Juzgado de Zamora, y no del Tribunal Supremo, para el conocimiento y resolución del litigio, debiendo continuar el procedimiento por todos sus trámites. En dicho litigio, Javier Iglesias considera que su derecho al honor ha sido vulnerado, y pide a la dirigente del PP una indemnización de 18.000 euros por daños morales.