Sociedad

La Universidad de León lamenta la muerte de su honoris causa Cristóbal Halffter

24 mayo, 2021 12:10

La Universidad de León (ULE) desea expresar su pesar por la muerte de Cristóbal Halffter Jiménez-Encina, uno de los integrantes de su cuadro de Doctores Honoris Causa, que falleció ayer en Villafranca del Bierzo a los 91 años.

El compositor y director de orquesta fue investido en 1985 como doctor Honoris Causa por la ULE a propuesta de la Facultad de Filosofía y Letras. En ese momento fue la quinta persona en incorporarse al cuadro de honor de la institución académica leonesa, que estaba integrada por José Ibáñez Martín (investido en 1959), Francisco José Ayala Pereda, Santiago Grisolía García y Alfonso García-Gallo de Diego (los tres en 1982).

La relación de Halffter con la ULE ha sido constante y fructífera a lo largo de los años, y es preciso recordar que fue el primer Presidente de su Consejo Social, cargo que desempeñó entre el 21 de marzo de 1986 y el 5 de febrero de 1988. Además, su colaboración ha sido también muy destacada en el ámbito de los cursos formativos y de extensión universitaria. A ese respecto, hay que reseñar que este año se alcanzará la XXXV edición del Curso Internacional de Composición, Interpretación y Dirección de Orquesta que lleva su nombre, que se desarrolla en la localidad de Villafranca del Bierzo en el mes de agosto, en el marco de la programación estival de la Universidad de León.

También hay que citar que en 2016 se estrenó en El Albéitar el documental ‘Libertad imaginada’ que cuenta desde todas las facetas del autor su papel como renovador del panorama musical español introduciendo técnicas de la vanguardia europea.

Poco antes del inicio de la pandemia de coronavirus, el 13 de diciembre de 2019, Cristóbal Halffter participó como uno de los protagonistas destacados en la ceremonia que la ULE celebró con motivo de la culminación de los actos de su 40 aniversario. El Aula Magna San Isidoro acogió el homenaje que se brindó a las personas y entidades que a lo largo de esas cuatro décadas han contribuido decisivamente al desarrollo y consolidación de la institución. No podía faltar el compositor, que recogió de manos del, Rector Juan Francisco García Marín, y del Presidente del Consejo Social, Javier Cepedano Valdeón, el merecido reconocimiento.

UNA LARGA VIDA ESTRECHAMENTE UNIDA A LA MÚSICA

Cristóbal Halffter ha sido uno de los compositores más importantes de la Generación del 51, grupo de artistas que renovaron el panorama musical español con la introducción de las técnicas musicales de la vanguardia europea, como el dodecafonismo y el serialismo.

Sus primeras obras denotan una influencia más bien nacionalista, pero poco a poco fue evolucionando hacia un estilo más vanguardista, asumiendo las características más modernas de su tiempo dentro de un lenguaje personal. En él se mezclan la atonalidad, el dodecafonismo, el serialismo, la música concreta, electrónica, y también el uso de las formas clásicas.

Halffter Nació en Madrid en una familia musical (sus tíos Rodolfo y Ernesto también fueron notables compositores). En 1936, huyendo de la Guerra Civil Española, su familia se trasladó a la Alemania nazi, donde hizo sus estudios elementales en Baviera. Una vez finalizada la Guerra Civil en 1939 la familia regresó a Madrid donde Cristóbal Halftter estudió composición con Conrado del Campo en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, graduándose en 1951.

Trabajó en la Radio Nacional de España, y estudió dirección de orquesta. En 1952, su Antífona Pascual obtuvo un resonante éxito, y en 1953 su Concierto para piano ganó el Premio Nacional de Música. Entre 1955 y 1963, fue director de orquesta de la Orquesta Falla. Siguió una exitosa carrera como compositor y director, escribiendo música que combinaba elementos tradicionales españoles con técnicas de vanguardia.

En 1961 fue nombrado catedrático de composición y formas musicales en el Real Conservatorio de Madrid, siendo nombrado Consejero Nacional de Educación y director de dicho centro entre 1964 y 1966.

En 2000, Cristóbal Halffter, con 70 años, volvía a colocar su nombre en el panorama artístico. El 23 de febrero en el Teatro Real de Madrid se estrenó su ópera Don Quijote, con libreto de Andrés Amorós y basada en la obra inmortal de Cervantes y otros poetas españoles. Se compuso como ópera en un único acto entre diciembre de 1996 y mayo de 1999. En 2003 se graba la obra en dos CD en el Auditorio Nacional de Música con la Orquesta Sinfónica de Madrid y el Coro Nacional de España, dirigidos por su hijo Pedro Halffter. En 2004, se estrenó en Alemania, en la ciudad de Kiel.

El 4 de agosto de 2003, se dio el estreno mundial de Adagio en forma de rondo para orquesta, encargada por la Filarmónica de Viena, en el Festival de Salzburgo dirigido por Semyon Bychkov.

En mayo de 2008 estrenó su segunda ópera, Lázaro, también en Kiel, para conmemorar el Centenario de su Teatro de ópera, encargo que se le realizó después del exitoso estreno de Don Quijote. se realizó una grabación de la obra en DVD.

Hay que apuntar finalmente que Halffter residía habitualmente en el Castillo-Palacio de los Marqueses de Villafranca, ubicado en Villafranca del Bierzo, provincia de León, lugar en el que falleció ayer 23 de mayo.