Sociedad

Estudiantes de la ULE entregan al Banco de Alimentos todos los alimentos recogidos durante su campaña solidaria

24 mayo, 2021 14:54

Representantes de la Junta de Estudiantes de la Universidad de León (JEULE) hicieron entrega el pasado sábado al Banco de Alimentos de León de todo el material recogido en la campaña solidaria que se ha desarrollado en las últimas jornadas en el Campus de Vegazana de la ULE.

En el transcurso del acto, el Presidente de la JEULE, Álvaro Mejías, el Consejero de Calidad, Mario Irueña y el Vicepresixcdente de Relaciones Internas y Área de Estudiantes, Giovanni B. Ferreiro, se desplazaron hasta Mercaleón, lugar en donde está la sede y almacén del Banco de Alimentos, para mantener un encuentro con los responsables de dicha entidad, a quienes se trasladó el “firme compromiso de seguir colaborando en el futuro”.



Tras hacer entrega de todos los alimentos donados por la Comunidad Universitaria, los representantes de la JEULE visitaron las instalaciones y el propio almacén, y mantuvieron un encuentro con los responsables del Banco de Alimentos que expresaron su agradecimiento por el éxito de la campaña desarrollada en la ULE.

La responsable del Banco de Alimentos explicó la organización interna de la entidad, así como los centros con los que se trabajan, cuyo número es superior a 60, muchos de los cuales requieren de sus servicios una vez a la semana. También comentó la importancia y la necesidad de campañas solidarias como la emprendida por la JEULE, ya que la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus ha incrementado “enormemente” la demanda ayuda por parte de particulares y de familias.

Hay que recordar que la campaña solidaria se desarrolló en todos los centros del Campus de Vegazana de la ULE, con la recogida de todo tipo de alimentos, fundamentalmente aquellos de carácter no perecedero, como por ejemplo cartones de leche, envases de leche infantil, latas de conservas, pasta, arroz, legumbres, aceite, harina, azúcar, galletas, cereales... etc.

Para ello se habilitaron puntos de recogida en todas las consejerías para que los miembros de la comunidad universitaria pudieran dejar allí sus aportaciones.