Sociedad

ENUSA suministrará combustible de Juzbado a Almaraz, Ascó y Vandellós II hasta su cierre previsto

10 mayo, 2021 13:01

ENUSA acaba de firmar el acuerdo por el que la empresa pública será la proveedora de combustible, servicios de ingeniería y servicios en central para los cinco reactores de las centrales nucleares de Almaraz, Ascó y Vandellós II. El contrato contempla doce recargas de combustible nuclear que se dividirán en tres para la central nuclear de Almaraz,  cuatro para para la central de Ascó y cinco para la de Valdellós 2. Este nuevo acuerdo supone que ENUSA cubrirá las necesidades de estas centrales nucleares y proporcionará a los operadores la flexibilidad necesaria para gestionar eficientemente el escenario de transición previsto en el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima planteado diseñado por el Gobierno de España.

En octubre de 2018 ENUSA firmó con las tres empresas energéticas el mayor contrato de suministro de combustible y servicios de su historia. Esta nueva extensión supone la confirmación del compromiso adquirido con Endesa, Iberdrola y Naturgy por el que ENUSA se compromete a suministrar el combustible nuclear para todas las recargas mencionadas, el diseño del núcleo y el licenciamiento de los correspondientes ciclos de operación para esas regiones de recarga, así como otros servicios de ingeniería asociados con el combustible, incluyendo las herramientas para el seguimiento de la operación.

En la extensión del contrato también contempla la gestión del combustible irradiado durante las paradas de recarga de las centrales,  además de sutraslado y gestión posterior.

Para la ejecución de este contrato, ENUSA cuenta con el acuerdo de Licencia con Westinghouse, vigente desde el año 1974, para proveer de combustible a estos cinco reactores. Esta alianza con el principal tecnólogo en combustible PWR a nivel mundial garantiza el acceso a los últimos avances en materia de combustible nuclear y, sumado a los estándares de calidad de ENUSA, asegura que los reactores españoles dispondrán siempre del combustible más avanzado, garantizando su operación de forma segura, fiable y eficiente.