Sociedad En la planta bajo cubierta, de techo abuhardillado se han acondicionado dos dormitorios y un baño.Cuenta además con un apartamento con dos plantas y unos 100 m² construidos con salón con cocina integrada y baño en la planta baja y dos dormitorios y un baño en la planta superior.-SEGOVIA-Antiguo edificio restaurado cerca de las Hoces del Duratón La vivienda dispone de 402 m² construidos en dos plantas más sótano, es el resultado de la rehabilitación integral de una antigua casa de labranza de 200 años de antigüedad y sus dependencias para labores agrícolas, que ha sabido mantener el diseño tradicional típico dela comarca, con anchos muros de piedra y carpintería de madera con las vigas originales restauradas.La fachada principal cuenta con un porche que da acceso a la planta baja, donde se ubica el zaguán, salón comedor, cocina con despensa y horno tradicional de leña, un despacho, aseo de cortesía y 3 dormitorios con baño.

Un castillo medieval, un pueblo entero o un palacio de la dinastía de los Trastámara: las propiedades más singulares a la venta en Castilla y León

5 mayo, 2021 13:23

Con la pandemia del coronavirus, el interés por comprar viviendas en las zonas rurales se ha incrementado exponencialmente. Fincas rústicas, casas e incluso adosados llaman el interés de los habituales de las grandes urbes que ahora valoran provincias como las de Castilla y León para adquirir una segunda residencia, o incluso el traslado total, ahora que el teletrabajo forma parte de nuestras vidas.

Y entre miles de casas a la venta en las provincias de nuestra Comunidad, que se venden en los habituales portales inmobiliarios, hay pequeñas joyas de la arquitectura, que destacan por su singularidad y belleza. Desde palacetes y molinos en Zamora, o un palacio de la dinastía de los Trastámara en León, estas singulares viviendas están a disposición de los compradores más exigentes y, sí, acaudalados.

-ÁVILA-



Es la segunda provincia que más viviendas de este tipo aglutina. Hasta cinco espacios en venta:  que van desde una dehesa de 200 hectáreas a una lujosa casa de campo en el Valle del Tiétar. 

Casa de campo en el Valle del Tiétar



La propiedad está situada en el término municipal de Gavilanes, en una finca de 5.600 m² de superficie, junto a una piscina natural. Un entorno natural único, con multitud de arroyos, cascadas de aguas cristalinas y rodeados de bosques de castaños, pinares, y robledales.

El terreno ajardinado rodea una construcción de estilo rústico, con 535 m² construidos en dos plantas. La vivienda cuenta con licencia como alojamiento rural y en sus dos plantas se distribuyen, un recibidor, salón con chimenea, comedor, cocina y 8 habitaciones con baño. Cuenta con calefacción de propano y aire frío/calor.

Casa de estilo tradicional en el Valle del Tormes





La propiedad se encuentra a las afueras de uno de los pueblos serranos que recorre el río Tormes, un privilegiado enclave en la ladera norte del Parque Regional de la Sierra de Gredos.

Dispone de un terreno de 1.500 m² con zonas ajardinadas y un espacio para huerto. La construcción cuenta con 440 m² construidos y mantiene algunos de sus elementos originales.

La antigua cuadra, anexa a la construcción principal, con 75 m² de superficie, está acondicionada para almacén, lavandería, leñera, depósito de gasoil y dos depósitos de agua. Además, hay una construcción de 100 m², que está siendo rehabilitada como vivienda de dos plantas.

Casa con esencial rural a los pies del Almanzor





La construcción es una antigua vivienda rústica perfectamente integrada en el entorno, que precisa reforma integral, cuenta con 158 m² construidos y un almacén anexo de 36 m².

La casa dispone de un anteproyecto de rehabilitación para la construcción una vivienda con anexo y un total de 194 m². La reforma se ha planteado en dos alturas; la planta baja acogería un amplio espacio para salón comedor con cocina integrada, 3 dormitorios y un cuarto de baño; la primera planta sería un espacia diáfano con techos abuhardillado; el almacén anexo, de una sola planta se acondiciona para albergar un gran horno, dos habitaciones y cuarto de instalaciones.

La finca que rodea la vivienda es un terreno suave de 6.800 m², vallado en su perímetro; cuenta con plantación de cerezos, naranjos, perales y huerta; dispone además de un manantial de agua potable dentro de la finca y enganche a línea eléctrica.

Idílica finca a los pies de la Sierra de Gredos



Esta propiedad que se encuentra en un entorno único, en la ladera sur de la Sierra de Gredos, cuenta con 4 hectáreas de bosque de robles, cultivo de olivos y una extensa zona ajardinada rodeando las construcciones. Uno de sus linderos es un agradable arroyo de montaña que discurre en torrentera y mantiene su caudal todo el año.

La zona de jardín que rodea las dependencias de la vivienda se ha proyectado en varios espacios elegantes y acogedores en perfecta sintonía con la naturaleza del entorno. Cuenta con piscina, un área de servicio planteada como cocina exterior con barbacoa, un original horno de barro de estilo tradicional castellano y otras zonas para el descanso.

La vivienda principal de unos 200 m² construidos en una planta, está rodeada de terrazas y porches que permiten disfrutar de diferentes vistas del entorno y que dotan a todas las estancias de gran luminosidad y calidez; La decoración y los elementos arquitectónicos han sido elegidos con mimo y recuperados de mercados de antigüedades de diversos lugares del mundo.

Dehesa con 200 hectáreas junto al río Tiétar



Se trata de un terreno de suave orografía en el que encontramos zonas de pasto con grandes encinas y zonas de monte bajo con ondulaciones. La finca dispone de una red de caminos en buen estado y es de fácil acceso. Dispone de 6 hectáreas de cultivo de regadío y el resto es dehesa y pastos. Una de sus lindes es el río Tiétar que forma a su paso por la propiedad, bonitos remansos aptos para el baño y saltos en cascada.

Junto a la ribera del río se encuentran las runas de un molino harinero que pueden rehabilitarse como vivienda. Dispone además de una casa con 200 m² construidos que también precisa reforma, y una nave agrícola.

-BURGOS-

Burgos es la provincia de Castilla y Léon que esconde más fincas singulares de este estilo. Hasta 18 viviendas increíbles, que se reparten por la provincia y que van desde la mansión de un canónigo, un pueblo entero abandonado hasta un antiguo hospital rehabilitado. A continuación les presentamos una selección:

Un pueblo en venta



A medio camino entre Villarcayo y Poza de la Sal, en la comarca burgalesa de la Bureba, se encuentra este entrañable pueblecito que quedó despoblado a principios de los años 80.

Su casco urbano está formado por unas 70 viviendas de diversos tamaños, muchas de ellas potencialmente recuperables, al mantener su estructura en buen estado; son en su mayoría, edificios con muros de sillería en piedra caliza.

En el barrio alto del caserío, destaca la pequeña iglesia de origen románico, que en la actualidad conserva el ábside y el presbiterio, así como su campanario en espadaña. El barrio de abajo se encuentra junto al rio Bárcena y está rodeado de frondosa vegetación.

Antigua mansión de un canónigo





Según la inscripción de su fachada principal, la construcción data de 1869, y fue edifica por un ilustre vecino del pueblo que fue canónigo en La Habana.

Las grandes dimensiones del edificio, hace que destaque entre todas las viviendas del núcleo rural, siendo conocido desde siempre como “la casa grande”.

Su sobria estructura de planta cuadrada, con tejado a cuatro aguas y sus anchos muros de piedra, son características de las grandes construcciones señoriales de la época. En su interior, destaca la amplitud y excelente luz natural de todas sus estancias, que mantienen las vigas de bovedilla en sus techos y los suelos de madera en las plantas superiores.

Hospital rehabilitado en el Valle del río Úrbel





Este edificio histórico data del siglo XVI y estaba destinado a las llamadas “casas de caridad”, lugares para el “recogimiento de enfermos”. Conserva sus muros de piedra de sillería el arco de medio punto y en una de sus fachadas una peculiar inscripción que alude a su uso y el año de construcción en 1766.

En la actualidad ha sido rehabilitado como vivienda conservando sus fachadas y la estructura original. Para la remodelación del interior sin embargo se han utilizado los materiales más novedosos. Esta combinación de tradición y modernidad es lo que dota a esta propiedad se su peculiar personalidad.

Un castillo medieval en el alfoz



Está documentado que la fortaleza se comenzó a edificar por encargo de un merino mayor de Burgos a mediados del siglo XIV, inicialmente se construyo la gran torre defensiva de estilo gótico y posteriormente, en el siglo XVI, se añadió en tres de sus lados el recinto amurallando que encontramos en la actualidad y que denota un aire renacentista. El lado norte cuenta con dos cubos huecos en sus esquinas, que protegen la entrada, por un arco de medio punto, a un patio interior por el que se accede a la formidable torre de planta cuadrada que cuenta con cuatro pisos y está coronada por una triple hilera de ménsulas en las que se abre un voladizo con almenas caladas, destacan algunas de las ventanas que se abren en sus muros, de dos metros de espesor, y que cuentan con arcos de medio punto, en el interior encontramos tras esas ventanas los típicos asientos interiores labrados en la pared.

El castillo se alza sobre un cerro que preside un pequeño caserío y extensa vega que lo rodea y su visión es realmente imponente tanto por sus dimensiones y altura como por la calidad de los materiales utilizados en su construcción.

-LEÓN-



Un palacio de la dinastía de los Trastámara





Se trata de una Casa Palacio que perteneció a la dinastía de los Trastámara, reyes casatellanos. La primera construcción data del Siglo XIII, es la impresionante torre fortaleza de piedra; posteriormente el palacio anexo a la torre fue rehabilitado por un arquitecto Italiano hacia el siglo XVI, se aprecia el estilo renacentista italiano en las fachadas y en la distribución de las dependencias alrededor de un magnífico patio de columnas y corredores de estilo Toscano, donde destaca en el centro un brocal de pozo tallado con figuras románicas.

El palacio ha sido rehabilitado recientemente recuperando todas las características originales y adaptándolo a las comodidades de la actualidad. En total dispone de un solar de 3.100 m² tiene 1.800 m² construidos que se distribuyen entre la torre y la construcción en dos plantas, caballerizas y cuadras. El resto es la zona de jardines y huerto. Cuenta con 8 salones y 12 dormitorios con baño.

-SALAMANCA-



La provincia de Salamanca tiene dos fincas rústicas sigulares de este tipo: una que supera el medio millón de euros con vistas la Sierra de Francia y otra mucho más modesta en un pequeño pueblo de la comarca de Ledesma.

Exclusiva propiedad con vistas a la Sierra de Francia



Una acogedora vivienda de 414 m², con un atractivo diseño, que combina modernidad y tradición, y que ha sido construida con materiales de excelente calidad: piedra, madera, cristal climalit en las ventanas, suelos de barro tradicional y cubiertas de teja árabe, ofrecen comodidad y un apacible ambiente a sus habitantes.

La construcción dispone de dos plantas en las que se distribuyen confortables estancias rodeadas por terrazas y porches para disfrutar de la privilegiada naturaleza.

Casa con sabor rural en Ledesma





Antigua casa de pueblo rehabilitada para adecuarla a las necesidades actuales con 680 m² construidos en tres plantas.

En la vivienda principal se distribuyen 9 amplios dormitorios con baño, dos grandes salones con chimenea y salida a la terraza de la primera planta, cocina equipada y una zona habilitada como salón social con barra de bar. En la planta bajo cubierta, de techo abuhardillado se han acondicionado dos dormitorios y un baño.

Cuenta además con un apartamento con dos plantas y unos 100 m² construidos con salón con cocina integrada y baño en la planta baja y dos dormitorios y un baño en la planta superior.

-SEGOVIA-



Antiguo edificio restaurado cerca de las Hoces del Duratón 





La vivienda dispone de 402 m² construidos en dos plantas más sótano, es el resultado de la rehabilitación integral de una antigua casa de labranza de 200 años de antigüedad y sus dependencias para labores agrícolas, que ha sabido mantener el diseño tradicional típico dela comarca, con anchos muros de piedra y carpintería de madera con las vigas originales restauradas.

La fachada principal cuenta con un porche que da acceso a la planta baja, donde se ubica el zaguán, salón comedor, cocina con despensa y horno tradicional de leña, un despacho, aseo de cortesía y 3 dormitorios con baño. La planta superior alberga 4 dormitorios con baño, un dormitorio y cuarto de almacenaje. En la planta sótano se distribuyen la zona de lavado, trastero y cuarto de calderas; esta planta dispone además de un patio trasero empedrado con acceso posterior a otra calle. La casa cuenta con calefacción por gasóleo y todos los servicios municipales.

-SORIA-



La provincia de Soria tiene tres viviendas de este estilo, entre las que destaca la casa del cura del siglo XVII o una vivienda con jardín cerca de la capital.

Esencial rural del siglo XVII





Una gran casona originaria del siglo XVII, ha sido reformada en el año 2014 utilizando materiales de excelente calidad.

El edificio es un claro ejemplo de la arquitectura tradicional castellana, con muros de mampostería y sillares en esquinas y vanos, y doble dintel en la puerta principal, con inscripción de la fecha de construcción; en una de las fachadas conserva el antiguo horno de obra, característico de estas grandes casonas. En su reforma se ha mantenido su esencia original combinada con acabados modernos que le aportan un especial encanto.

Un jardín de 200 m² da paso al gran edificio de 715 m² construidos en dos plantas, que alberga dos viviendas independientes, cuenta además con cuarto de calderas y garaje para dos coches.

Casa con historia en pleno parque natural





Los míticos ferrones vascos, famosos por su gran maestría en el trabajo del hierro, se diseminaron por tierras castellanas tras el declive de las tradicionales ferrerías vascas a finales del XVIII y principios del XIX.

Algunos de ellos se asentaron en tierras sorianas llevando con ellos las tradiciones y forma de vida de su lugar de origen.

En el pequeño pueblo de San Leonardo de Yagüe, se conservan dos viviendas de esa época que son un excelente ejemplo de la arquitectura tradicional vasca.

La propiedad a la venta es una de ellas, se trata de un sobrio edificio de piedra con planta cuadrada que dispone de 3 plantas y 450 m² construidos. Destaca, en su fachada principal, la entrada con arco de sillería y la gran solera que recorre la fachada en las plantas superiores cubierta por un gran alero de madera tallada.

Casa del cura del siglo XVII





Situada junto a la iglesia, originariamente fue la vivienda del Cura del pueblo. Esta sobria construcción de piedra dispone de de 648 m² construidos en dos plantas más desván, cuenta con dos huertos de unos 200 metros cada uno, a ambos lados de la vivienda vallados en piedra y un pozo de agua para riego.

Recientemente se han acometido obras estructurales para renovar el tejado, los cerramientos de madera se han reforzado los cimientos y se han limpiado y reparado paredes y vigas originales. La reforma interior ha quedado pendiente y lista para ser renovada según su uso futuro. Puede ser convertida en un hotel con encanto, casa de colonias o incluso una o dos espaciosas viviendas.

-VALLADOLID-



Casa de pueblo reformada conservando su esencia rústica



Es una antigua vivienda de 264 m² construidos en dos plantas ejemplo del tipo de construcciones rurales castellanas donde las dependencias de la planta baja se dedicaban a vivienda y la planta superior era destinada a almacenamiento de grano.

Su sencilla fachada con elementos de ladrillo rojo, conserva cierto aire del estilo de la arquitectura mudéjar, tan abundante en esta zona. El interior mantiene los elementos de construcción originales, con paredes de adobe y vigas de madera, suelos de piedra en la entrada y de pizarra en el resto de la planta baja y madera en la plata superior.

-ZAMORA-



Zamora tiene dos inmuebles a la venta en su territorio que llaman poderosamente la atención: una casa señorial estilo Art Decó en Villalonso de principios del siglo XX; y un antiguo molino convertido en complejo rural en la localidad de Montamarta.



Casa señorial estilo Art Decó en Villalonso

El edificio fue construido en 1929 como residencia familiar y en su parte posterior, albergó una fábrica de quesos artesanal.

Aunque en la actualidad precisa rehabilitación integral, aún mantiene su sólida estructura en buen estado y conserva elementos en su interior del estilo decorativo Art decó, como las molduras de los techos, frescos en las paredes o suelos de baldosa hidráulica.

Antiguo molino convertido en complejo rural en Montamarta



Un magnífico molino harinero construido a principios del siglo XX y rehabilitado recientemente, sirve de base para esta gran casa rural que cuenta con 360 m² construidos en dos plantas donde se ubican una espaciosa cocina, comedor, un confortable salón con chimenea y 8 dormitorios con baño, además de un aseo de cortesía.

El antiguo patio del molino se ha convertido en un agradable jardín de 600 m² aproximadamente, que cuenta con piscina, barbacoa y zonas de terrazas y pradera, perfecto para disfrutar del aire libre, y aislado del exterior por un alto muro. Este espacio exterior da paso a la vivienda y al resto de dependencias: un gran salón para juegos de 130 m² y las instalaciones del molino harinero, con 480 m², que se encuentran en perfecto estado y aportan singularidad al conjunto.

Lugares para soñar, volver al pasado viviendo el presente y siendo la envidia del futuro con la Castilla y Léon rural y su encanto de fondo y que se pueden encontrar en venta en la web Rústicas Singulares