Sociedad

Seis lugares para disfrutar de la Semana Santa en Castilla y León

28 marzo, 2021 09:27

Castilla y León afronta una Semana Santa, segunda consecutiva, diferente por el coronavirus. El cierre perimetral imposibilita a los castellanos y leoneses salir de la Comunidad para evitar una cuarta ola que, analizando la incidencia, podría aterrizar a finales o incluso mediados de abril.

Por ello los planes al aire libre, con la naturaleza como protagonista son los más demandados en Castilla y León a lo largo de estos días, siempre con todas las medidas de protección como el uso de la mascarilla y la distancia personal para evitar contagios.

Les ofrecemos seis lugares para que puedan disfrutar de la Semana Santa en Castilla y León con la naturaleza como protagonista:

1. Picos de Urbión (Soria)



Hablar de Soria es hacerlo de historia, patrimonio pero también de naturaleza. En Soria se puede conocer la historia y sus raíces celtíberas y romanas, conocer las ruinas de Numancia o hacer una escapada o visita obligada a El Cañón del Río Lobos, la Laguna Negra, la Fuentona o los Picos de Urbión, lugar en el que se ubica el nacimiento del Duero.

Constituyen una de las sierras más elevadas del Sistema Ibérico español con cumbre en el citado Pico de Urbión, a 2.228 metros y separa las provincias de Burgos, Soria y La Rioja. Hace además de divisoria entre las cuencas del Ebro y el Duero.

2. Lago de Sanabria (Zamora)



Uno de los lugares más mágicos de Castilla y León. Para perderse en el corazón de Zamora y dónde puedes realizar rutas en pleno paraje del Parque Natural, con siete kilómetros en busca de la cascada de Sotillo de Sanabria.

Esta senda está marcada por un camino empedrado con una dura ascensión que en ocasiones puede ser dura pero que nos hace disfrutar de la vegetación contigua hasta llegar a la cascada de Sotillo de Sanabria, un lugar mágico para hacerte el mejor selfie presumiendo de la mejor naturaleza castellano y leonesa en general y zamorana en particular.

3. Reserva Natural Riberas de Castronuño – Vega del Duero (Valladolid)



Otro de los lugares que merece la pena visitar para disfrutar de la naturaleza es la Reserva Natural Riberas de Castronuño – Vega del Duero, en la provincia de Valladolid.

Este mágico lugar se presenta como un espacio natural situado al centrooeste de la provincia de Valladolid y cuyo territorio engloba el tramo del río Duero entre las localidades de Tordesillas y Castronuño. En esta localidad se encuentra, además, el embalse de San José.

Las riberas de Castronuño constituyen un emblemático ecosistema palustre que destaca por su importancia para la nidificación y como zona de invernada de muchas y variadas aves acuáticas. Un interesante bosque de ribera, formado principalmente por chopo negro, sauce, álamo blanco, fresno y majuelo, acompaña al río en su sinuoso discurrir por la llanura sedimentaria.

4. Sierra de Gredos (Ávila)



Hablar de naturaleza en Castilla y León es hablar de la Sierra de Gredos. La sierra que cuenta con las cumbres más altas del Sistema Central, como el pico Almanzor con sus 2.592 metros de altura. La provincia abulense es la que mayor extensión abarca y que contiene el parque natural de la Sierra de Gredos con las cinco lagunas localizadas.

Estas lagunas son de origen glaciar y durante el invierno se conservan totalmente congeladas por lo que lo mejor es ir en primavera, verano y otoño para disfrutar del paisaje con el agua como protagonista y más horas de luz.

5. Hoces del Río Duratón (Segovia)



El Parque Natural de las Hoces del río Duratón está ubicado al noroeste de Segovia, aguas abajo de la villa de Sepúlveda. En el lugar, el río se ha encajado en un profundo cañón que, en algunos lugares, llega a alcanzar hasta 100 metros de desnivel. Al interés y belleza del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que encierra en su interior esta garganta. En los altos farallones rocosos anidan parejas de buitres leonados, acompañadas de un buen número de alimoches, águilas reales y halcones peregrinos.

Además del encanto natural de la zona, podemos disfrutar de la historia y el arte de la zona con la ermita románica de San Frutos o las cuevas con grabados de la Edad de Bronce además de todo el conjunto arquitectónico de la localidad segoviana de Sepúlveda.

6. Las Batuecas-Sierra de Francia (Salamanca)



Un valle secreto, protegido por escarpadas montañas y dónde podemos deleitarnos con un bello bosque de carácter mediterráneo. Además, al encanto natural, hay que añadir las valiosas pinturas rupestres del Neolítico que se pueden descubrir en las cuevas y abrigos del valle.

El valor cultural de las leyendas sobre Las Batuecas, el conjunto arquitectónico y etnográfico del pueblo salmantino de La Alberca y muchas cosas más nos hacen encontrarnos con un espacio único dentro de Castilla y León.

En lo más profundo del valle está el convento carmelita de San José y de su misma puerta parte un recorrido a pie que se dirige hacia la cascada del Chorro y que permite conocer de primera mano todas las bellezas paisajísticas de Las Batuecas, en un recorrido espectacular.

Seis lugares mágicos y para disfrutar de la naturaleza durante la Semana Santa en nuestra Comunidad.