Sociedad

El Colegio de Enfermería de Valladolid pide a Irene Montero medidas contra el Consejo General por sus conductas machistas

10 marzo, 2021 14:08

La presidenta del Colegio de Enfermería de Valladolid, Silvia Sáez Belloso, exigió hoy al Ministerio de Igualdad, que dirige Irene Montero, que tome medidas contra los dirigentes del Consejo General de Enfermería y le ayude a visibilizar y eliminar conductas machistas que no solo ella sufre, ya que es un “mal endémico en la profesión”. 

Silvia Sáez remitió hoy al Ministerio de Igualdad un escrito para denunciar públicamente la conducta machista del Consejo General de Enfermería, presidido por Florentino Pérez Raya, quien en una nota informativa a los presidentes de los colegios de España,  aludió a una relación personal Silvia Sáez, para denigrar sus méritos y logros profesionales.

“Me reservo el derecho de adoptar las medidas que considere oportunas”, dijo para pedir a Irene Montero una reunión para que las 300.000 enfermeras de España sean escuchadas y se implique en la situación que sufren. 

Asimismo, el Colegio de Enfermería vallisoletano hace un llamamiento para reflexionar y tomar conciencia sobre el techo de cristal existente en las organizaciones representativas de la profesión, que están masculinizadas y cada día más alejadas de los avances de la realidad de la Enfermería y los nuevos roles.

Para la presidenta las declaraciones de Pérez Raya han supuesto un ataque de la cúpula del Consejo General, y han desprestigiado su persona, a pesar de que desconocen su trayectoria profesional, asistencial y de gestión. 

“Han utilizado aspectos de mi vida privada como mujer para restar mis méritos en el cargo que ocupo como presidenta del Colegio de Enfermería de Valladolid, y relacionándoles con mi pareja sentimental, para así menospreciar el trabajo de denuncia sistemática de corrupción que los dirigentes del Consejo General de Enfermería demuestran que llevan a cabo estos años atrás”, destacó.

El hecho de utilizar la expresión de “pareja o compañera sentimental” no es extraña al conjunto de la sociedad, pero la presidenta consideró que es una “ofensa para todas las mujeres”, y añadió que es más grave que esto ocurra en una profesión en el que el 85 por ciento de las enfermeras son mujeres. 

“En los más de 50 años que hemos dejado de ser personal auxiliar para ser profesionales universitarios, jamás ha habido una mujer en la presidencia del Consejo, lo que demuestra la falta de iguladaD que aún vivimos en muchos colectivos”, expresa en la misiva. 

Algunos datos que reflejan la realidad de la profesión es que de 134 países que forman el Consejo Internacional  de Enfermeras, 129 están presididos por mujeres, y  cinco, por hombres, entre ellos España, según anotó, para reseñar después que en este país el Consejo General de Enfermería nunca ha estado presidido por una mujer.

Asimismo apeló a Irene Montero por su “afán de conseguir la igualdad en España”, y le preguntó qué puede ser más injusto que en una profesión casi de mujeres, gobiernen hombre y utilicen su machismo para que “no puedan romper el techo de cristal que persiguen alcanzar”. 

La presidenta del Colegio de Enfermería de Valladolid, va a poner en conocimiento del Ministerio de Igualdad este documento para que valore esta conducta y en su caso se puedan tomar medidas por el perjuicio que puede ocasionar a Silvia Sáez en su carrera profesional, cuando fue elegida de forma democrática y por méritos propios para el cargo de presidenta en 2017, después de una trayectoria de más de diez años en la defensa de la profesión y los derechos de las enfermeras.

“La actitud del presidente del CGE evidencia la forma de pensar y de sentir del Consejo General de Enfermería, es prueba del machismo existente en la profesión y el techo de cristal. El CGE, la máxima representación de las Enfermeras en España siempre ha estado dirigido por hombres, que son el 15 por ciento de la profesión, mientras que el 85 por ciento son mujeres enfermeras”, argumentó.