Sociedad

Castilla y León invertirá para 2021 hasta 1.081 millones de euros para atender las necesidades de las personas más vulnerables

15 diciembre, 2020 10:38

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha presentado ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León el presupuesto de la Consejería correspondiente a 2021, que se enmarca en la compleja situación social y económica derivada de la crisis originada por el coronavirus y que tiene como principal objetivo, atender las necesidades urgentes de emergencia social. Un presupuesto realista y prudente que pone de manifiesto el compromiso de la Junta de Castilla y León con la sociedad y en especial con las personas más desfavorecidas, que apuesta por la innovación y que pretende además, ser una garantía para las entidades del tercer sector.

Se trata del presupuesto de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades más elevado en la historia de dicha Consejería para políticas sociales y dependencia al superar los mil millones de euros y alcanzar la cifra total de 1.081,39 millones. Una cuantía que supone un incremento de 121 millones de euros (un 12,59 %) aumentando todas sus partidas y programas muy por encima del IPC acumulado, con el objetivo de llegar a más personas, creando además nuevos programas y de más calidad.

Blanco recordó que con este incremento se pretende: reforzar, ampliar y mejorar el sistema de servicios sociales estableciendo nuevos servicios y prestaciones, apostando por la calidad y reforzando su capacidad de respuesta ante situaciones como la originada por el coronavirus, garantizar la protección social de las personas más vulnerables protegiendo a los mayores y luchando contra la pobreza en todas sus formas, así como avanzar en la igualdad de todos los ciudadanos.

De hecho, la línea de trabajo de la Consejería se centra en tres ejes fundamentales y estratégicos:

  1. El refuerzo a las políticas en materia de dependencia que afecta fundamentalmente a las personas mayores y personas con discapacidad a la que se destinan 679 millones de euros, lo que supone el 63 % del presupuesto de la Consejería.
  2. El apoyo a las familias sobre todo, a las más desfavorecidas con una inversión de 255,39 millones lo que representa el 23,63 % del presupuesto
  3. El impulso a la igualdad de oportunidades en todas las áreas a lo que se destina 146,01 millones, el 13,51 % del presupuesto de la Consejería

1. Compromiso con la dependencia, las personas con discapacidad y los mayores

Durante su comparecencia, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades destacó el compromiso de la Junta de Castilla y León con las personas dependientes, más de 105.165 en la Comunidad que reciben casi 140.500 prestaciones.

Entre los objetivos que se marca la Consejería destaca:

  • El incremento de la cuantía de las prestaciones económicas que reciben las personas dependientes, tanto las vinculadas a un servicio como las de cuidados en el entorno familiar, que aumentan casi un 8 % hasta alcanzar los 168 millones de euros.
  • El aumento de la cuantía destinada a los conciertos en centros de servicios sociales, lo que permitirá mejorar e incrementar las plazas financiadas públicamente así como la cuantía de los conciertos, especialmente en el ámbito de la discapacidad. Un incremento importante hasta alcanzar los 171,60 millones (aumento del 11%).
  • El desarrollo y la implementación de la teleasistencia avanzada como una prestación innovadora y moderna que será gratuita para los usuarios, asumiendo el coste la Junta de Castilla y León y eliminando el copago a los beneficiarios (supondrá para ellos un ahorro de 1,73 millones de euros según datos de 2019) y a las entidades locales (ahorro de 645.245 euros en 2019).

Sin duda, el decidido apoyo con el sector de la dependencia por parte de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades supone además, un considerable impacto económico y de generación de empleo especialmente en Castilla y León, que se sitúa ocho puntos por encima de la media nacional en creación de puestos de trabajo (13,62 empleos por 1.000 habitantes) lo que ha supuesto la generación de un total de 32.693 empleos. Una tarea en la que ha sido imprescindible la participación y el consenso del Tercer sector y de los agentes que integran el Diálogo Social.

Durante su comparecencia, Blanco destacó las políticas de Envejecimiento Activo, para las que se destinan 6,5 millones de euros (aumento de más de 4,2 millones), en actuaciones como:

El Programa Interuniversitario de la Experiencia. cuya novedad fundamental es la puesta en marcha de sedes ONLINE en el medio rural, aumentando además el número de asignaturas y de cursos monográficos (inversión de 260.000€ euros)

Los programas de actividades de envejecimiento activo para lo que se destinarán 320.000 euros a través de las Federaciones de Jubilados y Pensionistas de Castilla y León y 4,7 millones para que  las entidades públicas y privadas desarrollen este tipo de programas

Especialmente relevante es la participación de esta Consejería en Proyectos Europeos como  la “Plataforma transfronteriza para el escalado de soluciones innovadoras en la atención socio-sanitaria” validando la utilidad de productos tecnológicos innovadores para lograr que las personas con dependencia, discapacidad o enfermedad crónica puedan ser atendidas en su hogar (con una inversión de 738.000 euros); como socio en Horizon2020; el proyecto WELLCO para el desarrollo de un asistente virtual con la participación directa de personas mayores (3,8 millones); en el programa PROCURA de “Impulso a las políticas de Compra Pública Innovadora para la transformación digital y la introducción de nuevas tecnologías en la atención sociosanitaria en el ámbito del envejecimiento activo y de la promoción de la autonomía personal” (actualmente se está desarrollando un andador inteligente y un inodoro totalmente adaptado con una inversión de 1,9 millones de euros).

Además, la Gerencia de Servicios Sociales también está participando en el proyecto de “Laboratorios de Inteligencia colectiva y Tecnología sociosanitaria para combatir el aislamiento y la soledad de las personas mayores” (1,5 millones) y lidera el Proyecto “Rural Care” que va a suponer el desarrollo de proyectos de cuidados de larga duración mediante apoyos de proximidad en el ámbito rural con la participación directa de la administración regional, local y estatal además de entidades del tercer sector. En breve, comenzará su desarrollo en zonas rurales de la provincia de Valladolid con una financiación de 2,8 millones.

Uno de los mayores esfuerzos de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para 2021 será, tal y como anunció Blanco, reforzar y mejorar la atención residencial de las personas mayores, ya que la crisis de la COVID-19 ha demostrado que es necesario repensar el modelo y para ello, la Junta de Castilla y León trabaja ya en la elaboración de una nueva Ley de Atención Residencial para la que se pretende alcanzar el mayor consenso posible.

En cumplimiento del Pacto de Reconstrucción, que incluye el compromiso de incrementar las plazas de responsabilidad pública, se llevarán a cabo las siguientes acciones:

Creación de nuevas plazas de titularidad pública: a este fin se destinarán 10,59 millones de euros, un 290% más que en el pasado presupuesto. Entre las medidas que se van a llevar a cabo destaca la construcción y equipamiento de la nueva residencia de personas mayores de Salamanca, para lo que se consignan 5,7 millones de euros

Se destinarán 80 millones de euros para concertar plazas en centros residenciales para personas mayores y se subvencionará a las entidades del tercer sector con 1,8 millones para contribuir a la mejora de centros residenciales y centros de día de carácter social para personas mayores, con el fin de mejorar su accesibilidad, adaptación y mejora de las instalaciones y equipamiento.

La consejera señaló que la atención a las personas con discapacidad tendrá el próximo año una dotación de 172´6 millones de euros lo que representa un incremento del 23,20 %. En este sentido, la Junta de Castilla y Leon reconoce la importante labor que realizan dichas entidades que contarán en 2021 con una ayuda de 11 millones de euros a través de subvenciones, lo que supone casi duplicar el último presupuesto para garantizar la continuidad de sus programas dirigidos a la promoción de la autonomía personal, el apoyo a las familias así como la información y sensibilización. Esta intensa colaboración se consolidará una vez se apruebe el Proyecto de Ley del Tercer Sector, estableciendo y reforzando espacios de interlocución con las distintas administraciones públicas y con otros agentes del ámbito de la intervención social. Además, el futuro Decreto de Concertación Social otorgará estabilidad a las entidades y potenciará la calidad de los servicios.

Uno de los principales objetivos que se marca la Junta de Castilla y León es que las personas con discapacidad logren la inserción laboral necesaria que les permita ganar en autonomía y poder así, desarrollar su proyecto vital. A este fin, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades destina 7,6 millones de euros (lo que supone un incremento del 65 %) con el objetivo de apoyar el empleo y la formación de las personas con discapacidad.

2. Apoyo a las familias, sobre todo a las más vulnerables

Como segundo eje de su intervención, La consejera se centró en la atención a las personas en situación de vulnerabilidad y en riesgo de exclusión social, a las que la pandemia originada por la COVID-19 está afectando con mayor gravedad.

Precisamente, para atender las necesidades urgentes y las situaciones de emergencia social que han ido apareciendo, Blanco anunció que el presupuesto de 2021 cuenta con 94,95 millones destinados a los recursos que se integran en la Red de Protección a las familias y personas, entre los que ha destacado la Renta garantizada de Ciudadanía que benefició a más de 30.000 personas el último año (para 2021 se consigna una partida de 48,7 millones). Una Red que atendió a más de 5.892 familias a través del Servicio Integral de apoyo a las familias en riesgo de desahucio desde su puesta en marcha, 166 llamadas urgentes por falta de alimentos que beneficiaron a 414 personas, y posibilitó la realización a 12.275 personas de itinerarios para la formación para personas en exclusión.

Otro de los ámbitos de actuación es la lucha contra la pobreza energética y por primera vez en el presupuesto se recoge la cuantía necesaria para abonar el bono social térmico con una inversión de 8,8 millones de euros que llegará a más de 93.000 familias de la Comunidad, a las que se les abonará una cantidad que oscila entre los 67 y los 123 euros.

Blanco remarcó como uno de los objetivos para el próximo año el reforzar de forma significativa la protección a la infancia, para lo que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades incrementa su presupuesto hasta los 60,7 millones de euros destinados a actuaciones de promoción y prevención en colaboración con las Corporaciones Locales a través del Acuerdo Marco (se destinarán 5 millones para los programas de apoyo a familias y de prevención de la delincuencia, entre otros) y también con las entidades del Tercer Sector (se destinan 603.037 euros) para la Promoción de los derechos de la infancia en relación a menores afectados por situaciones de “pobreza infantil” y prevención de la desprotección y el maltrato infantil.

Además, en su intervención la consejera avanzó que, al programa de acogimiento familiar, uno de los pilares de trabajo dentro del sistema de protección a la infancia, se van a destinar casi 3,83 millones de euros, un 5,5% más (actualmente casi 700 menores se encuentran acogidos en familias) y con el objetivo de que los niños y niñas mayores de 7 años encuentren un hogar,  se va a potenciar el programa “Vacaciones en Familia”, para facilitar las estancias de niños de estas edades en ambientes familiares en períodos vacacionales.

El presupuesto de 2021 permitirá contar con los dispositivos residenciales adecuados para menores protegidos con necesidades especiales, lo que puede suponer un impacto anual cercano a 1.900.000 euros y continuar la inversión en infraestructuras para transformar las residencias de infancia, en un modelo ordenado en torno a unidades de convivencia independientes, donde se reproduzcan las condiciones de vida lo más similares a las de una vivienda familiar (535.000 euros en 2021)

La consejera reiteró durante su intervención la apuesta clara y decidida que durante este año se ha realizado por la Conciliación, que ha supuesto un esfuerzo complementario en iniciativas de conciliación, iniciativas que se consolidarán y ampliarán en el año 2021, destinando a la promoción y apoyo a la familia 16,4 millones de euros (un 66% más) que servirán entre otras medidas, para reforzar:

El Programa Conciliamos, al que se ha consignado un presupuesto de 1,32 millones para 2021 (un 34% más).

El Programa Crecemos, la cuantía para este año 2021, prevista en Acuerdo Marco, alcanza los 2 millones (un 3% para seguir financiando al menos 260 centros en el medio rural con un total de 3.695 plazas atendidas por 400 profesionales. 

Las ayudas para la conciliación: a la convocatoria de excedencia y reducción, en este año 2020, negociada con el Diálogo Social, se le ha dedicado cinco veces más presupuesto que en 2018, pasando de 387.500 euros a 2.000.000 euros, una cifra que se mantendrá en 2021.

Las ayudas para financiar gastos de guardería que ha incrementado la dotación prevista en este presupuesto hasta los 3 millones de euros.

Blanco anunció que en el próximo año, se prevé dar un nuevo impulso a la mediación ampliando los supuestos de mediación gratuita para poder llegar a un mayor número de familias y la labor de los Puntos de encuentro  con la puesta en marcha del programa “Reinventándonos”, que persigue un doble objetivo: trabajar con aquellas familias que utilizan el punto de encuentro y podrían, con intervención de los profesionales, lograr normalizar la situación de forma que deje de ser necesario este recurso y también llegar a familias que, aun cuando no están utilizando el punto de encuentro, su relación familiar está deteriorada y una intervención profesional podría mejorar la situación, evitando que en un futuro necesiten utilizar el punto de encuentro con lo que ello conlleva sobre todo para los menores. 

La consejera señaló que durante la pandemia también se ha puesto de manifiesto un incremento de las adicciones (sobre todo, de las conocidas como adicciones sin sustancia) y a su prevención y tratamiento se destinan 10,26 millones de euros (un 14,28 % más) con el objetivo de llegar a más personas, a atender nuevas necesidades y lograr la integración social de drogodependientes.

Precisamente, Blanco anunció que para la prevención del consumo de drogas se van a destinar 1,6 millones (lo que supone un incremento del 45 %) que permitirán desarrollar programas de prevención en centros educativos y en los ámbitos familiar y extraescolar sobre todo, con menores en situación de riesgo.

Finalmente, en este eje la consejera habló de juventud “nuestro presente y nuestro futuro materia transversal en todas las políticas que desarrolla la Junta de Castilla y León”, que en esta Consejería se centra en tres líneas principales de actuación: el fomento del empleo, el desarrollo de canales de participación activa y las actividades de ocio y tiempo libre, a través del Instituto de la Juventud de Castilla y León.

Blanco indicó que para el fomento de la empleabilidad es fundamental la formación, por lo que se va a desarrollar y de forma especial, aquella que les permita poder asentarse en la Comunidad y, más aún, en el medio rural, como lugar de oportunidades, con ayudas a las empresas para la contratación de los jóvenes y especialmente a las que se encuentren en el ámbito rural, a través de

Programa de Talleres de Oficio Tradicionales, que tratará de formar a los jóvenes en diferentes oficios tradicionales en diversos espacios de la Comunidad, para lo que destinarán 750.000 euros.

Programas para que los jóvenes que se encuentran en situación de riesgo de exclusión social puedan formarse en diversos ámbitos, destacando con especial incidencia la educación tecnológica que contarán con un presupuesto de 330.000 euros.

Y de la misma manera incidió en el fomento de los canales de participación activa, para lo que se incrementará la aportación al Consejo de la Juventud de Castilla y León, en un 8,26 % hasta alcanzar los 570.000 euros y a las asociaciones juveniles de ámbito autonómico con una cuantía de 160.000 euros.

3. Impulso a la Igualdad de Oportunidades

El último de los ejes que desgranó la consejera fue el de las medidas destinadas a la promoción y apoyo a la mujer que contarán en 2021 con 10,8 millones de euros (un aumento del 27 %) con el objetivo de fomentar la igualdad oportunidades entre mujeres y hombres independientemente del lugar en el que residan y la lucha contra la violencia de género:

En la primera de las líneas, Blanco señaló que el año 2021 se destinarían 1,1 millones de euros a la creación de una RED SOCIAL para trabajar conjuntamente por la igualdad de oportunidades y en la prevención de la violencia de género, avanzando en la construcción de políticas públicas con perspectiva de género que aprovechen la transferencia de conocimiento. Esta red está integrada por:

  •  La Red de Unidades de Igualdad de las universidades de Castilla y León constituida el pasado mes de julio y a la que se destinará 300.000 euros.
  • La Red de organismos de igualdad de las diputaciones provinciales y entidades locales de más de 20.000 habitantes que se constituyó el pasado mes de noviembre y a la que se destinará 800.000 euros.
  • La Red Mujer Rural de Castilla y León que quedará incorporada a lo largo del 2021 a la Red Social, que se enmarca en el apoyo a las mujeres que viven en el medio rural y al que se destinarán casi 400.000 euros.

En 2021, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades pondrá en marcha dos proyectos piloto: el primero para fomentar la igualdad de oportunidades desde las edades más tempranas, educando en igualdad y valores a niños y niñas desde la Educación infantil (200.000 euros) y el segundo dirigido a  jóvenes y adolescentes de nuestra región, con el que se pretende promover la igualdad y la prevención de la violencia de género en el uso de las redes sociales, fomentando un uso responsable de las mismas, ausente de estereotipos de género y conductas violentas (50.000 euros)

Durante la comparecencia Blanco anunció que las actuaciones orientadas a lograr la igualdad en el ámbito laboral contarán con 1,49 millones para 2021 y seguirán siendo una línea estratégica y prioritaria para la Consejería que representa. Por ello, se seguirá trabajando en colaboración con los agentes económicos y sociales, a través de la figura de los agentes de igualdad y también llevando a cabo campañas de sensibilización conjuntas en materias de conciliación y corresponsabilidad dirigidas a toda la sociedad. De igual modo, las mujeres en situación de especial vulnerabilidad, seguirán participando en programas de precapacitación e inserción laboral y las empresas responsables podrán seguir participando en el programa IOEMPRESAS. Además, se implementará una línea de ayudas dirigida a mujeres que han permanecido en situación de excedencia laboral por cuidados, con el objetivo de conseguir su retorno al mercado laboral para lo que se invertirán 50.000 euros.

Finalmente, la consejera remarcó su compromiso en la lucha contra la violencia de género, desde la educación y sensibilización, hasta la puesta a disposición de las víctimas, mujeres y menores, de todos los recursos necesarios. Precisamente, en ese sentido Blanco anunció que se van a seguir desarrollando protocolos de actuación que articulen la prestación de servicios, reforzando recursos y servicios y de hecho, a la Red General de atención a las víctimas de violencia de género integrada por las Casas de Acogida, los Centros de Emergencia y los servicios de atención especializada, se destinarán un total de 2.757.998 euros. Además, el próximo año se constituirá el Consejo de titulares de Casas de Acogida en el que se abordarán, entre otros temas, la revisión del sistema de financiación y las Redes Específicas para la atención a víctimas especialmente vulnerables (que padezcan enfermedad mental grave o convivan ellas y sus hijos en entornos de prostitución y trata) a las que se destinarán 483.000 euros.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades destacó que, para seguir avanzando en la lucha contra la violencia ejercida hacia las mujeres, se van a reforzar los Recursos y servicios para la atención especializada destacando la Atención jurídica y psicológica a mujeres y niñas víctimas de agresiones y/o abusos sexuales en Castilla y León que contará con un presupuesto de 69.000 euros. Además, reiteró que es necesario asumir nuevos retos para la prevención de la violencia de género profundizando en la detección precoz, y articulando la Intervención de Oficio (se destinarán para estas actuaciones 378.000 euros). Precisamente, una de las actuaciones más novedosas será la intervención de oficio en casos de riesgo alto o especial vulnerabilidad social, para lo que se implementará el Protocolo de actuación conjunta entre la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y la Delegación del Gobierno, para proveer a cada víctima, de mecanismos de protección y atención, aun cuando el caso no haya sido denunciado.

En 2021 se pondrá en marcha un proyecto para la “Elaboración de un modelo predictivo sobre datos de VVG” denominado Proyecto STINO consistente en la elaboración de un primer modelo predictivo de alcance limitado sobre Víctimas de Violencia de Género utilizando técnicas de Big Data, entre otras. A través del Sistema de acceso unificado a los servicios sociales: SAUSS Mujer, donde trabajan todos los profesionales que desde los servicios sociales atienden de manera directa a cada víctima, podrían disponer de una alerta sobre la predicción realizada por este modelo. A este proyecto se destinarán 72.000 euros en 2021.