Sociedad

CSIF critica que Auvasa reduzca la partida de retribuciones un millón de euros en 2021

4 diciembre, 2020 13:30

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha rechazado, a través de un documento recogido por NoticiasCyL Valladolid, "el proyecto de previsión de gastos del Consejo de Administración AUVASA para 2021", que "prevé un decremento de la partida de las retribuciones del personal -y por tanto pérdida del poder adquisitivo - de un millón de euros", han asegurado. "Esa disminución es consecuencia, en buena medida, de que no se haya hecho efectivo el incremento salarial de 2020 (un 2%) a los trabajadores, un derecho que reclaman", añaden. 



En este sentido, CSIF confía en que "la empresa todavía abone ese aumento salarial con carácter retroactivo", ya que sería “injusto que, precisamente, en un año en el que la plantilla de AUVASA ha estado en primera línea, desde que comenzó la pandemia, y que han trabajado no siempre en las mejores condiciones de prevención y salud, la compensación, el agradecimiento y el reconocimiento pasara por no recibir un incremento salarial que ya estaba aceptado”, aseguran. CSIF espera “que se hagan buenas las palabras de la empresa, que todavía está abierta a negociar y a cumplir”.

Unos empleados “que han puesto a disposición de la empresa sus días de descanso (más de 2.000 acumulados), o incluso vacaciones para cubrir al alto número de bajas provocadas por la Covid-19 y otras patologías; evitando así que la falta de personal repercutiera en una disminución del servicio para los usuarios”, añade el comunicado. “Este tipo de decisiones puede quebrar la colaboración y disponibilidad de los trabajadores, que sienten poco valorado su trabajo”, apunta CSIF.

El sindicato independiente recuerda que "la plantilla de AUVASA, por ser una empresa pública del Ayuntamiento de Valladolid, tiene reconocidas las mismas condiciones salariales que los empleados públicos municipales, y que -por tanto- tiene derecho a ese aumento del 2% en 2020".  “El incremento se ha ido retrasando, hasta llegar a diciembre sin que se haya abonado”, lamenta CSIF, “lo que no ha ocurrido con los trabajadores del Ayuntamiento, a los que se les aplicó a partir de febrero, cobrándose además la subida de enero con carácter retroactivo”. La empresa intenta justificar el impago del incremento del 2% por la pérdida de ingresos tarifarios, algo que CSIF considera “inaceptable”.