Sociedad

La hostelería leonesa sale mañana a las calles para exigir a las administraciones un rescate para el sector “en el que más medidas se han tomado”

2 diciembre, 2020 11:57

Miriam Badiola 



Los hosteleros leoneses saldrán mañana, jueves 3 de diciembre, a las calles de la ciudad para exigir a las administraciones “un rescate para la hostelería”, ya que se trata del sector “en el que más medidas se han tomado” y que “siempre ha cumplido, con cierres y limitaciones de aforos”.



Así lo explicó hoy el presidente de la Asociación Hostelería de León, Martín Méndez quien afirmó que la hostelería sale a la calle “por las directrices del Gobierno central y el autonómico no son las adecuadas”, ya que a pesar de que ayer anunciase Alfonso Fernández Mañueco que la hostelería probablemente abra este viernes, “no se sabe todavía porque varía en función de los datos y nadie ha dicho que se vaya a abrir con total seguridad”.



Méndez recordó que la pandemia del COVID-19 “va a derivar en una crisis económica imparable” y puso de relieve que “aunque Pedro Sánchez dijo que nadie iba a quedar atrás, fue una mentira”, así como que “el paquete de medidas anunciado por la Junta de Castilla y León solo fue publicidad”.



El presidente de los hosteleros leoneses incidió en que lo que pide el sector es “trabajar dignamente, con seguridad y sin perder dinero”, ya que según detalló, en el caso de abrir el viernes con un aforo del 30 por ciento en el interior de los locales y del 75 por ciento en el exterior “no es viable y hará que algunos abran con pérdidas” a lo que se suma un cierre perimetral “en un puente en el que mucha gente se irá a sus pueblos o segundas residencias”.



Por este motivo, insistió en que el sector “no puede más” y necesita “un plan de rescate urgentemente” y que las administraciones “nos dirijan hacia un buen camino”, ya el actual “es la ruina”. En este sentido, Méndez cifró en 1.200 las licencias de hostelería de la ciudad de León, así como 4.000 en la provincia, con una tasa de empleo de 16.000 personas, de las que “se calcula que la mitad se vaya a la calle como consecuencia de la pandemia”.



Estas declaraciones las hizo Martín Méndez durante la presentación de la manifestación de mañana, que se celebró este miércoles y en la que estuvo acompañado por el presidente de la Federación Leonesa de Empresarios, Javier Cepedano, así como representantes de la Cámara de Comercio, el Círculo Empresarial Leonés, el sector de la Distribución o las Agencias de Viajes, entre otros.



En representación del sector de la distribución, César Farrapeira recordó que “detrás de la hostelería hay muchos servicios y un ingente número de personas” que sufren “la gestión nefasta, con falta de autocrítica y soberbia de la Junta de Castilla y León”.



Por esta misma razón, Farrapeira solicitó la dimisión de Francisco Igea, a quien acusó de “estar mandando a la gente a la ruina” y a quien recomendó que “copie de Madrid, que con más test de antígenos y una buena gestión, permite a la hostelería estar abierta hasta la medianoche y tiene los mejores datos de contagios”.

Respecto a las ayudas solicitadas, Farrapeira matizó que “no se quiere un parche”, sino que es necesario “un plan de reestructuración como el que se ha dado a la minería o el sector de la siderurgia”, ya que “esto es una emergencia nacional”.



Finalmente, en representación de las agencias de viajes, Jerónimo Fernández recordó que hay un total de 583 en toda Castilla y León, mientras que en el caso de León se trata de un centenar del que viven 425 familias. Unas agencias que “estás abiertas pero sin ingresos, facturando un cinco por ciento y con más de 300 millones de euros de deudas por parte de las compañías aéreas”.



Fernández pidió a la administración que exijan el pago a los proveedores, así como que impulsen medidas que compensen los cierres perimetrales, tales como ayudas directas para sufragar gastos fijos, incentivos a la demanda, IVA reducido o mantener los ERTE hasta que “la situación sea normal”.