Sociedad

Más de 600 personas arropan en Valladolid la lucha contra la violencia de género

25 noviembre, 2020 21:17

Más de 600 personas, según fuentes de la Policía Municipal y Nacional, arroparon esta tarde en Valladolid la lucha contra la violencia de género, una cita que aprovecharon para lanzar proclamas para rechazar el recorte de personal, presupuesto y subvenciones que han notado. La fina lluvia y las medidas de seguridad de distanciamiento por la pandemia del COVID no impidieron que mujeres y hombres salieran a la calle para pedir “ser tratadas como ciudadanas”.

GALERÍA DE IMÁGENES

Así, desde la Plaza de Fuente Dorada partió una manifestación teñida de color morado, por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, con pancartas que reclamaban 'Una ley abolicionista del sistema prostitucional' y que ensalzaban mensajes como 'Libres, vivas y combativas' y 'Ningún agresor sin su castigo'. La movilización, con filas de cuatro y cinco personas para mantener la distancia de seguridad y vigilados de cerca por agentes de las policías Nacional y Local, recorrió la calle Ferrari, rodeó la Plaza Mayor y regresó al punto de partida.

Antes del inicio se leyeron los nombres y las historias personales de las seis mujeres asesinadas en el mes de noviembre en España, según datos de Adavasymt, organizadora de la convocatoria. A su juicio, y según datos no oficiales, en el conjunto del país han muerto por esta razón 77 mujeres, seis de ellas menores.

La presidenta de Adavasymt, Conchi Minayo, explicó que a estas víctimas se suman los hijos de éstas, que “de repente se encuentran con un madre enterrada y un padre en la cárcel”. Minayo admitió que la lacra de la violencia de género “sigue adelante”, algo que achacó a que “no se están poniendo los medios suficientes para que esto pare”. “Asociaciones como Adavasymt no damos de sí con los pocos medios con los que contamos”, reprochó.

También pidió a los medios de comunicación e instituciones que “tengan mucho cuidado” a la hora de ofrecer las noticias y hacer declaraciones públicas, con ejemplos, incluso, en “los que parece que las víctimas son los verdugos”. “Las mujeres no nos morimos, nos asesinan. No podemos consentir que nos traten así. Queremos ser tratadas como ciudadanas, porque somos más de la mitad de la población”, explicó. La forma en la que se da la información es “cómo lo recoge la opinión pública”, dijo.

Entre las exigencias de las diferentes asociaciones se encuentra la petición de medios para combatir la violencia de género, “y más aún en esta coyuntura”; exigir agilidad y facilidad de los procedimientos judiciales; que los profesionales de las diferentes administraciones estén formados en violencia de género; un incremento de los alojamientos alternativos para las mujeres que la sufren; exigir que los maltratadores estén lejos de sus hijos, “porque ninguno de ellos es un buen padre”; y pedir una educación “feminista y medios y medidas para la prevención de la violencia de género desde los centros educativos”.

Por último, reclamaron la implantación de medidas “eficaces contra el acoso en el medio laboral”, que se “facilite la inserción laboral de las mujeres víctimas de maltrato”; y que el teléfono 010, único dispositivo desde el que se puede solicitar cita en los Centros de Acción Social de Valladolid, “no sea de pago, sino gratuito”.