El diputado de Medio Ambiente y Obras Municipales, Javier Faúndez Domínguez en la ETAP

El diputado de Medio Ambiente y Obras Municipales, Javier Faúndez Domínguez en la ETAP

Zamora

Figueruela de Arriba y Moldones, libres de manganeso en sus aguas

La concentración de manganeso se redujo a 2,2 y a 12 miligramos por litro de agua, respectivamente, bajando ampliamente los niveles de 50 miligramos establecidos por la normativa sanitaria, gracias a una intervención de la Diputación de Zamora

28 septiembre, 2021 14:37

El vicepresidente tercero de la Diputación de Zamora y diputado de Medio Ambiente y Obras Municipales, Javier Faúndez Domínguez, ha recibido las obras de las Estaciones de Tratamiento de Agua Potable (ETAPS) construidas en Figueruela de Arriba y Moldones, con una inversión que supera los 150.000 euros, acompañado el alcalde del Ayuntamiento de ambos municipios, Carlos Pérez Domínguez, y técnicos del Área de Obras de la Institución Provincial.

La ETAP de Figueruela de Arriba ha contado con presupuesto de adjudicación de 69.575 euros, mientras que en el caso de Moldones ha ascendido a 83.490 euros.

En el caso de Figueruela de Arriba, la solución planteada para la eliminación del exceso de manganeso de los 180 miligramos por litro que motivaron la actuación a los 2.2 gramos a la conclusión de la obra, ha sido la instalación de una planta de tratamiento de agua potable basada en un proceso de cloración previa y tratamiento mediante filtración por diversos tanques. Todo ello para alcanzar unos valores punta de 150 metros cúbicos al día

De esta manera, se ha garantizado la reducción del contenido de manganeso muy por debajo de los límites marcados por la normativa vigente establecidos en un máximo de 50 miligramos por litro.

Para ello se eleva el agua desde el sondeo para verterlo en el depósito de agua bruta de 10 metros cúbicos en el que se realiza una cloración previa con el fin de que precipite el manganeso. Posteriormente, el agua pasa por un filtro bicapa relleno con antracita y sílice donde se elimina este elemento. A continuación, pasa por un nuevo filtro con sistema tanque en el que se realiza un filtrado físico combinado con una adsorción mediante un lecho de zeolita. Finalmente, se deposita el agua tratada en el depósito de distribución en el que se aportará cloro libre que estará regulado con una estación de medición.

Este sistema de filtros está dotado de manómetros y programador electromecánico, además de válvulas motorizadas para los procesos de filtración, lavado y enjuague, que se producen de forma automática. Al mismo tiempo, se ha colocado un equipo automático de cloración, por medición continua del cloro libre del agua del depósito de distribución que garantiza la concentración óptima de cloro ante cualquier rango de consumo en el municipio.

Todo el equipamiento anteriormente descrito se ubica en una edificación de nueva construcción en el entorno del pozo y depósito existentes y se ha procedido al vallado de todo el entorno.



MOLDONES



Por su parte, el agua de Moldones presentaba 1.320 miligramos de manganeso por litro, con niveles muy superiores a los permitidos. A la conclusión de las obras estos índices han quedado reducidos a los 12 miligramos.



Para conseguirlo, también se ha construido una ETAP para eliminación de manganeso, con una capacidad de hasta 39 metros cúbicos al día, previa impulsión de 3 metros cúbicos desde el sondeo hasta el depósito de agua bruta desde el que se distribuye el agua a todos los habitantes del municipio alistano.



Las instalaciones están dotadas de una técnica de tratamiento muy similar a las de Figueruela de Arriba, pero con un sistema de aireación intercalado y tres tanques de filtrado, debido a que las necesidades depurativas en este núcleo de población son mayores que en la cabecera del Ayuntamiento.