Zamora El vicepresidente cuarto de la Diputación de Zamora y diputado provincial por la comarca de Toro, José Luis Prieto Calderón, acompañado por el alcalde Villalonso, Luis Antonio Rodríguez Matilla, y técnicos del Área de Obras de la Institución Provincial, ha asistido hoy al replanteo previo al inminente comienzo de las obras del proyecto de acondicionamiento y refuerzo del firme de ZA-L-2329 desde este municipio hasta el límite provincial con Valladolid, donde enlazará con la VP-6601.Las obras han sido adjudicadas por importe de 629.079 euros e incluyen los 386 metros la travesía de Villalonso.Cabe recordar que el tramo tiene una longitud total de 2.000 metros, con un firme compuesto de riegos asfalticos que presenta diversas patologías y ha sido bacheado en varias ocasiones, y un ancho que oscila entre 5,50 metros y 4,80 metros.La carretera también presenta un agotamiento general de las capas en varios puntos, con excesivas cesiones y deterioro de los peraltes transversales que posee, así como algunas zonas de blandones.SOLUCIONES DIFERENTESExisten zonas en las que la cuneta está aterrada y con vegetación que dificultan la evacuación del agua, al igual que ocurre con algunos cauces que cruzan la carretera.Se aplicarán diferentes soluciones, en función del estado de degradación en cada tramo.

Así replantea la Diputación el arreglo de la carretera de Villalonso hasta su límite con Valladolid

6 julio, 2021 17:00

El vicepresidente cuarto de la Diputación de Zamora y diputado provincial por la comarca de Toro, José Luis Prieto Calderón, acompañado por el alcalde Villalonso, Luis Antonio Rodríguez Matilla, y técnicos del Área de Obras de la Institución Provincial, ha asistido hoy al replanteo previo al inminente comienzo de las obras del proyecto de acondicionamiento y refuerzo del firme de ZA-L-2329 desde este municipio hasta el límite provincial con Valladolid, donde enlazará con la VP-6601.

Las obras han sido adjudicadas por importe de 629.079 euros e incluyen los 386 metros la travesía de Villalonso.

Cabe recordar que el tramo tiene una longitud total de 2.000 metros, con un firme compuesto de riegos asfalticos que presenta diversas patologías y ha sido bacheado en varias ocasiones, y un ancho que oscila entre 5,50 metros y 4,80 metros.

La carretera también presenta un agotamiento general de las capas en varios puntos, con excesivas cesiones y deterioro de los peraltes transversales que posee, así como algunas zonas de blandones.



SOLUCIONES DIFERENTES



Existen zonas en las que la cuneta está aterrada y con vegetación que dificultan la evacuación del agua, al igual que ocurre con algunos cauces que cruzan la carretera.

Se aplicarán diferentes soluciones, en función del estado de degradación en cada tramo. En la travesía se sanearán con hormigón algunas zonas localizadas que actualmente están en tierra, y se fresarán los márgenes de todo el recorrido antes de extender una capa de aglomerado.

En algunos tramos de la carretera se realizará únicamente un ensanche con cuñas a ambos lados de la explanada, con aporte de suelo adecuado. En otras zonas se realizará la excavación de entre 90 cm y 1,30 m. de material en toda la calzada, con relleno de 0,30m. de bolos, extendido de lámina geotextil y aporte de suelo adecuado hasta la cota de la rasante. Para finalizar, se realizará un reciclado con cemento conjuntamente con el firme existente y se extenderán dos capas de mezcla bituminosa en caliente. Las obras se completarán con la señalización tanto horizontal como vertical.