Valladolid

Seis lugares imprescindibles para disfrutar de toda la magia de Valladolid

El Español Noticias de Castilla y León visita varios puntos emblemáticos de la ciudad del Pisuerga de la mano de Beatriz Herreras Torres, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas y Guía turística, también vallisoletana

22 agosto, 2021 09:00

El encanto de Valladolid es único. A su valor histórico y patrimonial se suman las actividades culturales que se desarrollan a lo largo y ancho de todo el año. Seminci, con el cine como protagonista. El Festival del Teatro y Artes de Calle que hace las delicias de todos los asistentes y del que presumen con orgullo los vecinos, la Feria del Libro y otras muchas citas que ponen más de relieve toda la importancia que esta ciudad tiene.

Son miles los turistas que a lo largo del año visitan la ciudad del Pisuerga para disfrutar de su gastronomía, de sus monumentos… y que visitan puntos mágicos de la ciudad. El Español Noticias de Castilla y León visita, junto a Beatriz Herreras Torres, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas y Guía turística, también vallisoletana, seis lugares que son imprescindibles para disfrutar de toda la magia de Valladolid.

Plaza Mayor



“La Plaza Mayor de Valladolid fue la primera regularizada de España. Con orígenes del siglo XIII, el proyecto que vemos hoy en día siguió las trazas del arquitecto Francisco de Salamanca tras el incendio del año 1561”, asegura nuestra guía.

Es, sin duda, el corazón de la ciudad y, como añade Beatriz Herreras, uno de “los lugares más atractivos y con más encanto”. Tomar un café o un refresco en este espacio es único y para deleitarse. 

Pasaje Gutiérrez



Se trata de un pasaje de estilo modernista que se construye en el año 1886 imitando a las grandes galerías comerciales parisinas o milanesas y en el que, en la actualidad, se ubican varios establecimientos hosteleros, en pleno centro de la ciudad.

“Podemos presumir de esta belleza ya que de este tipo de pasajes se construyeron en prácticamente todas las ciudades españolas y hoy en día solamente quedan tres; Albacete, Zaragoza y Valladolid”, añade nuestra guía. 

Museo de Escultura



Se trata del antiguo colegio de San Gregorio, el colegio de dominicos que fue fundado a finales del siglo XV por Fray Alonso de Burgos, obispo de Palencia y confesor de la reina Isabel la Católica.

“Desde el año 1933 alberga el Museo Nacional de Escultura. Es imprescindible visitar este museo así como el conjunto colegial y su fantástico claustro de estilo hispano-flamenco”, nos explica.

Diversas muestras se desarrollan a lo largo del año en este centro cultural e incluso, este año, el Festival de Teatro y Artes de Calle llevo a cabo, en el lugar, el homenaje a Eduardo Cuadrado, recientemente fallecido. 

San Pablo



“La iglesia de San Pablo es un referente en Valladolid”, afirma con orgullo Beatriz. Fundada como convento de dominicos en el siglo XIII destaca su fachada que se divide en dos partes diferenciadas, de finales del siglo XV la parte inferior y el frontón superior, y de principios del XVII la parte central que “se realiza bajo el patronazgo del Duque de Lerma”, informa nuestra guía que añade que “se podía definir esta fachada como un retablo en piedra”.

Es uno de los lugares preferidos por los turistas para sacarse su selfie y presumir de la visita a Valladolid con una instantánea imborrable y sumamente bella, belleza que genera y aporta uno de los monumentos más importantes de la ciudad. 

Santa María de la Antigua



“Conocida como la 'niña bonita' por ser una de las iglesias más queridas y apreciadas por los vallisoletanos, y como su nombre bien indica, la más antigua. Fue fundada por el Conde Ansurez y construida inicialmente en estilo románico. El cuerpo de la iglesia cayó en ruinas y en el siglo XIV se reconstruyó al estilo gótico”, añade nuestra acompañante en este bonito paseo.

En este edificio son muchos los que deciden celebrar su boda, en un marco único. Destaca su preciosa torre románica que es considerada uno de los símbolos de nuestra ciudad. 

Zona de tapas y vinos



“Valladolid ha sido considerada una de las ciudades en las que mejor se tapea, y además la provincia cuenta ni más ni menos que con cinco denominaciones de origen. Por toda la ciudad se encuentran repartidos bares y restaurantes de tapeo, pero más concretamente en la propia zona de 'Tapas y Vinos', considerada como las calles adyacentes al lateral sur de la propia Plaza Mayor”, nos cuenta Beatriz.

En estas zonas se pueden encontrar las mejores tapas de la ciudad que vienen acompañadas por los mejores vinos y un ambiente inmejorable con el que disfrutar de una preciosa tarde en la ciudad del Pisuerga.

Un paseo perfecto por seis lugares mágicos y para no perderse en la bella ciudad de Valladolid.