Valladolid

Un punto de vacunación masiva para esta localidad vallisoletana

5 marzo, 2021 14:31

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha señalado este viernes que se prevé la instalación, para próximas fases de la estrategia vacunal, de trece puntos de vacunación a gran escala, en las nueve capitales además de Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Ponferrada y Medina del Campo, que entrarán en funcionamiento cuando haya un mayor volumen de dosis.

Así lo ha apuntado la consejera durante su comparecencia ante la Comisión de Sanidad de las Cortes de Castilla y León para detallar la situación actual del coronavirus en la Comunidad así como los trabajos que se llevan a cabo de cara a los próximos meses para recuperar paulatinamente la atención de otras patologías y para avanzar en la vacunación.

Casado ha recordado que para la estrategia de vacunación en Castilla y León se contemplan lugares distintos, como los centros de salud y puntos estables que ya se utilizan actualmente para los mayores de 80 años; los centros hospitalarios, empleados para vacunar a los profesionales sanitarios; los equipos itinerantes, que han trabajado en los centros asistenciales desde finales de diciembre y ahora centrados en grandes dependientes; y los futuros puntos de vacunación a gran escala.

La consejera ha avanzado que serán 13 los centros que se instalen en las nueve capitales de provincia, además de en las cuatro ciudades de más de 20.000 habitantes que cuentan con centros hospitalarios --Aranda de Duero y Miranda de Ebro, en la provincia Burgos; Ponferrada (León) y Medina del Campo (Valladolid)--.

La Consejería ya se ha puesto en contacto con los ayuntamientos de estos municipios para disponer de esos espacios adecuados, en un trabajo en el que deberán intervenir "muchos actores".

Los puntos se organizarán de acuerdo a la distribución poblacional, contarán así con entre diez y 30 líneas de vacunación y el objetivo es que cada una de ellas pueda poner hasta 30 vacunas a la hora, trabajando entre 10 y 12 horas los 7 días de la semana.

Pero el ritmo dependerá mucho de la llegada de vacunas, y Casado que hace unas semanas hablaba de un objetivo de recibir 176.000 dosis a la semana para tener vacunado al 70 por ciento de la población antes de verano --en la presente han llegado 75.000-- hoy se ha referido a la recepción de 150.000 para poder "avanzar muy rápido" e incluso para poder tener vacunado a "un tercio de la población objetivo en menos de un mes".

Casi 95.000 personas con las dos dosis 

A fecha de este jueves se habían empleado 281.885 dosis de las vacunas, en torno al 75 por ciento de las recibidas, y casi 95.000 personas han recibido la pauta completa, lo que sitúa a Castilla y Léon con el segundo mejor porcentaje de vacunación en función de la población, solo por detrás de Asturias, algo que la consejera ha señalado como "digno de reconocer".

En cuanto a la vacunación en núcleos rurales, la consejera ha subrayado que se tendrá en cuenta la situación de cada persona y se acudirá a domicilio si tiene problemas "sociales" o de salud, pero ha recomendado que los mayores intenten que alguien les ayude a acudir a los puntos de vacunación de cada zona porque así será "más rápido".

La consejera ha negado que haya criticado al Gobierno de España por la falta de dosis de las vacunas y ha justificado los problemas que se dieron en los sanitarios de Ávila y otras provincias en que "el Ministerio creyó a la Unión Europea y la Junta creyó al Ministerio", que recomendó no almacenar dosis.

De hecho, ha querido agradecer la colaboración de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, para adelantar unos días el posicionamiento de las dosis que estaban pendientes de la vacuna de Moderna, ya que su llegada el pasado fin de semana permitió citar rápidamente el lunes a los sanitarios que esperaban la segunda dosis. "Hablé muchas veces con ella y respondió de manera extraordinaria", ha recalcado Casado, que ha defendido la importancia de "poder trabajar juntos" ya que el coronavirus "no tiene color político".

La consejera también ha apuntado que se trabaja para reconducir el teléfono de atención 900222000 ya que ha apuntado que de las 9.986 llamadas que atendió en febrero, buena parte eran relacionadas con la vacunación, por lo que se reorientará el funcionamiento para atender esas dudas, apoyándose también en los 'COVID-AP'.

Casado ha insistido en que la "gran esperanza" actualmente es la vacunación, para establecer esa "barrera entre el virus y las personas" y ha subrayado que el esfuerzo de todos, desde el Ministerio a las Comunidades, es intentar vacunar "al mayor número de personas", hasta el punto de que ha reconocido que diariamente insiste para que el ritmo sea el mayor posible.

También ha subrayado el trabajo necesario en la investigación, que ha avanzado mucho, como en el caso del análisis de las variantes del COVID-19, sobre las que ya se tiene claro que la brasileña y la sudafricana pueden generar problemas porque pueden "eludir" a la efectividad de las vacunas, si bien ha matizado que las que se han creado por medio del ARN mensajero pueden modificarse para ser más efectivas ante nuevas cepas.