Valladolid

Libreros de Valladolid esperan celebrar con restricciones el Día del Libro el 23 de abril en la plaza España

27 febrero, 2021 12:47

El Gremio de Libreros de Valladolid espera que la pandemia les permita celebrar el Día del Libro en la plaza de España de la capital el próximo 23 de abril, aunque con restricciones tanto de aforo como de puestos para favorecer un mayor distanciamiento.

Así lo ha indicado el presidente del gremio, Miguel Ángel Hernández, quien ha puntualizado que la decisión se tomará posiblemente a finales de marzo para ver cómo evoluciona la pandemia, ya que a diferencia de la Feria del Libro, esta fiesta puede organizarse "en menos tiempo".

En declaraciones a Europa Press, Hernández ha explicado que ante la evolución positiva del virus se plantean mantener tanto la fecha habitual del Día del Libro, el 23 de abril, como su ubicación tradicional, la plaza de España, que cuenta con una marquesina que ofrece un techo si aparece la lluvia, dada la inestabilidad meteorológica que suele darse en ese mes, lo que la convierte en "el sitio perfecto".

Si en anteriores ediciones los puestos de las librerías estaban "siempre pegadas", en esta ocasión se contempla reducir el número de establecimientos para que dichos puestos puedan estar más distanciados, a fin de reducir el riesgo de contagio.

La primera ola de la pandemia y el confinamiento domicilario impidió la celebración del Día del Libro el 23 de abril de 2020, que se tuvo que trasladar al 23 de julio, si bien se celebró en el interior de las librerías, con los descuentos habituales, pero sin la posibilidad de sacar los libros a la calle, algo que se espera recuperar para 2021, siempre que la situación epidemiológica lo permita.

Precisamente esta semana se hizo público que la organización de la Feria del Libro barajaba el mes de junio para celebrar su 54 edición, tras una reunión telemática entre la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo, y los responsables de los gremio de Libreros de Valladolid y de Editores de Castilla y León.

Respecto a la Feria, Hernández se muestra más esperanzado, dado que se trata de un evento "a cuatro meses vista", el cual podría reducirse con un formato similar al de 2020 o, si la situación mejora, incluso con menos restricciones.