Valladolid

Valladolid quiere "romper la soledad" de los más mayores

7 septiembre, 2019 18:07

El Ayuntamiento de Valladolid difunde el programa para "romper la soledad" de las personas mayores 'Cuidando-Te' a través de llamadas telefónicas, en las que informa sobre este servicio de Teleasistencia, el cual ha ampliado este año su cobertura a mayores de 80 años y ha sumado así cerca de 600 usuarios nuevos.

Así lo ha avanzado la concejal de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria tras la inauguración de la Feria de Día, donde ha precisado que así ya son más de 4.000 las personas que reciben asistencia a través de este servicio de teleasistencia.

Este programa pasó en enero de este año de dar cobertura a personas de más de 85 años que vivían solas o en unidades de convivencia en la que todos son mayores de esa edad a rebajar la edad a los 80, con lo que ha aumentado así su alcance en más de 600 personas.

No obstante, busca llegar a las cerca de 15.000 personas susceptibles del servicio, empadronadas en la ciudad, por lo que la edil ha calificado este aumento de participantes de "éxito insuficiente".

Para ampliar su rango, el Ayuntamiento se pone en contacto con las personas que lo puedan necesitar por carta y les ofrece adherirse a este servicio de teleasistencia con una prueba de tres meses gratis pues el coste normal puede suponer un máximo de doce euros al mes, pero varía en función de los ingresos de los usuarios.

Asimismo, la difusión de este proyecto se realiza a través de medios de comunicación y con el contacto a disposición en el teléfono gratuito 900 82 80 40, para que las personas interesadas o quienes las representan puedan ser informadas y solicitar su participación en el programa.

"Ahora queremos dar un paso más, por lo que nos estamos poniendo en contacto por teléfono", ha explicado Romero, para incidir en que este método ha generado "cierta inquietud" entre algunas personas mayores que no sabían quién les llamaba y creían que podía ser una "estafa".

Solucionar la problemática 

En este sentido, ha explicado que este contacto telefónico no se piden "datos susceptibles de ser utilizados para otras cuestiones", sino que se trata de una llamada para informar sobre el servicio y conocer si hay más interesados y así poder "romper la soledad que muchas personas tienen".

El motivo de haber iniciado esta campaña de contacto telefónico son los "buenos resultado" y la "problemática de la soledad existente", que han hecho necesaria "aumentar" la difusión con un "papel más proactivo". Así, en concreto, se llevan a cabo llamadas a personas potencialmente beneficiarias y se realizan visitas domiciliarias a aquellas personas cuyo teléfono no está disponible.

Con este servicio, durante los meses de enero a agosto de 2019 se ha atendido a 674 personas, de las cuales 577 han pasado al servicio de Teleasistencia Ordinario, 70 están en el periodo de tres meses gratuitos y 27 han sido bajas por distintos motivos. Además, hay pendientes instalaciones para 90 personas más.

En este período, además, se han realizado un total de 979 instalaciones nuevas, de ellas 674 han accedido a través del programa Cuidando-Te y 305 por el procedimiento ordinario.

Servicio 

El servicio de Teleasistencia básica consiste en facilitar asistencia a las personas beneficiarias de forma ininterrumpida, mediante el uso de tecnología de la información y de la comunicación, con apoyo de los medios personales necesarios, en respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, de inseguridad, soledad y aislamiento.

Se lleva a cabo a través de la instalación de un terminal en la vivienda conectado a una central receptora, con la que se comunica en caso de urgencia mediante la activación de un pulsador. El terminal puede ir conectado a una línea telefónica fija o un móvil.

Consiste en un dispositivo de medallón o pulsera que, conectado a una central de seguimiento a través de la red telefónica, garantiza apoyo en su propio domicilio, durante las 24 horas del día, ante situaciones de urgencia a las personas que tienen una autonomía limitada debido a problemas de edad, enfermedad o discapacidad.

Este servicio posibilita a sus usuarios que continúen residiendo en su medio habitual con la garantía de unas condiciones mínimas de seguridad y asistencia inmediata en situaciones de emergencia.