Salamanca El Ayuntamiento de Salamanca aprobó el presupuesto del pasado año 2020 con 800.000 euros previstos para "cubrir las necesidades de urgente necesidad" de los vecinos, una cantidad que, debido a la crisis asociada a la pandemia, se incrementó hasta llegar a un desembolso total de 1.534.000 euros.

El Ayuntamiento de Salamanca duplicó el presupuesto para atender la petición de ayudas de primera necesidad durante 2020

4 febrero, 2021 16:58

El Ayuntamiento de Salamanca aprobó el presupuesto del pasado año 2020 con 800.000 euros previstos para "cubrir las necesidades de urgente necesidad" de los vecinos, una cantidad que, debido a la crisis asociada a la pandemia, se incrementó hasta llegar a un desembolso total de 1.534.000 euros.

Esta aumento, cercano al doble de lo inicialmente previsto, lo ha dado a conocer la concejal de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez, quien ha presentado telemáticamente la memoria del área de bienestar social durante 2020.

Suárez ha querido agradecer el esfuerzo realizado también por los trabajadores de estos servicios, que han mostrado "una implicación fuera de toda duda" para atender a las personas demandantes de los distintos servicios municipales.

En su repaso, además de la atención en los Centros de Acción Social a 1.251 familias que se encontraban en "situación de vulnerabilidad", ha hecho hincapié también en otros apartados como las 4.000 atenciones dentro del Centro de Formación y Orientación Laboral (Cefol) del Ayuntamiento, dentro de un área "vital" después de la "devastación sin precedentes en el ámbito laboral".

También, en referencia al Cefol, ha destacado las 15 acciones formativas, los 222 alumnos presentes en sus acciones o las "casi 200 personas" que, a través del servicio accedieron al mercado laboral a través de su red, concretamente con 66 inserciones laborales y con 130 contratos.

Por otra parte, ha destacado el impulso del Ayuntamiento a servicios como el de ayuda a domicilio, con 1.765 personas beneficiadas, o las más de 630 con la atención de comida a domicilio o las más de 2.100 con teleasistencia.

Suárez ha continuado su intervención con las más de 40 personas que usaron los albergues dispuestos para personas en "extrema vulnerabilidad" y que pasaron la cuarentena en las instalaciones, además de las 2.500 comidas para niños que contaban con beca comedor durante el tiempo del cierre de aulas, y otros servicios abiertos como el de apoyo psicológico o el de acercar las compras de supermercados a casa a personas mayores o con dependencia que no debían de salir por la pandemia.

Asimismo, ha destacado las 290 atenciones del Centro de Información y de Asesoramiento a la Mujer (CIAM), con el servicio concreto para 211 víctimas de violencia de género, o el servicio de infancia y la apertura de ludotecas para facilitar la conciliación para padres que trabajaban y que no podían llevar a los niños a los colegios por estar cerrados.