Salamanca

El banquillo del Salmantino, una patata caliente

10 febrero, 2018 09:35

La destitución de Ramón Calderé como entrenador del Salmantino UDS deja en el aire si su segundo, Pablo Cortés, mantendrá las riendas del equipo hasta final de temporada, o será un interino hasta la llegada de un nuevo entrenador.

Sería el tercero esta temporada. María Hernández la inició de manera espectacular, pero nada más perder su primer partido fue destituido pese a que el equipo era líder destacado. El argumento, que además de ganar había que jugar bien.

Calderé cogió al equipo primero y lo deja cuarto, a seis puntos del líder, con un partido más, y cerca de salir de los puestos de promoción de ascenso. Y ni resultados ni juego.

Como siempre cuando el banquillo del estadio Helmántico queda vacío, suenan Sito y Balta, ex entrenadores de la Unión Deportiva Salamanca. También vuelve el nombre de Onésimo Redondo, quien ya sonara a principios de temporada.

Quien lo ocupe tendrá que lidiar con una plantilla a la que han llegado cuatro incorporaciones invernales, algunas procedentes de México, país del máximo accionista del club. Acoplar todas las piezas para dar con el engranaje que funcione no será tarea fácil ni flor de un día.