León

Los Bomberos de Ponferrada llevaron a cabo un total de 676 intervenciones a lo largo del año de la pandemia

19 enero, 2021 13:08

El servicio de prevención, extinción de incendios y salvamanto (Speis) del Ayuntamiento de Ponferrada llevó a cabo un total de 676 intervenciones a lo largo del pasado año 2020, un tres por ciento menos que el año anterior. En un año marcado, a partir del mes de marzo, por la pandemia de COVID-19, los representantes del cuerpo quisieron destacar, a la hora de hacer balance del ejercicio, la colaboración altruista llevada a cabo por los Bomberos de Ponferrada en los momentos más críticos del confinamiento.



Al respecto, los integrantes del servicio prolongaron de manera voluntaria sus jornadas entre los meses de marzo y mayo para acometer tareas de desinfección y movilizar material y equipos de protección, de la mano de varios grupos de voluntariado, como la Plataforma Ayuda Covid-19 Bierzo, la asociación de comerciantes Templarium y el grupo Makers Bierzo.



En total, los Bomberos colaboraron en el reparto de 2.500 batas, 15.500 mascarillas y 9.300 pantallas de protección para el personal sanitario y de residencias de ancianos, en una primera fase, y para cuerpos de seguridad y servicios esenciales en una segunda tanda. Igualmente, los efectivos del Speis llevaron a cabo más de 60 desinfecciones en instalaciones críticas y zonas afectadas por el virus, así como en la vía pública durante la fase inicial del confinamiento.



En cuanto al tipo de servicio prestado, la extinción de incendios representa una de cada cuatro actuaciones de los Bomberos, que intervinieron en un total de 174 fuegos, 60 menos que el año anterior. De ellos, 57 se concentraron en viviendas, con las chimeneas como principal lugar de origen, mientras que 53 fueron incendios forestales. Esta última cifra supone un descenso del 52 por ciento respecto a los datos de 2019, cuando se registraron 109 incendios forestales. El resto de fuegos se originaron en contenedores, vehículos e industrias y más de la mitad se produjeron fuera del término municipal.



Por lo que respecta a los accidentes de tráfico, se redujeron a la mitad, con un descenso del 45 por ciento en el número de heridos, que pasaron de 44 a 24. Sin embargo, el número de fallecidos por esta causa se incrementó un 60 por ciento, pasando de tres a cinco. El 61 por ciento de los siniestros se produjo fuera del termino municipal.



Por contra, aumentaron un 73 por ciento las asistencias técnicas, que pasaron de 129 a 223. Estas actuaciones están relacionadas con fugas de gas, apertura de ascensores, limpiezas de calzada o ayuda a personas mayores. Un buen número de estas intervenciones estuvo relacionado con situaciones derivadas de la pandemia y con personas de edad avanzada, apuntaron fuentes del cuerpo.



En cuanto a la prevención, los Bomberos de Ponferrada supervisaron 89 quemas controladas y participaron en un simulacro. Tras el estallido de la pandemia, a mediados del mes de marzo, el cuerpo suspendió las jornadas formativas y las visitas de escolares a las instalaciones. Por su parte, los operarios sólo pudieron participar en un curso sobre operatividad y ubicación del vehículo autoescala, al que asistieron 22 efectivos.



Los rescates, las intervenciones en inundaciones, la retirada de elementos peligrosos y la neutralización de enjambres de avispas completan las intervenciones, a las que cabe sumar otras 199 salidas en las que no fue preciso que los Bomberos llegaran a actuar. El operativo actual del cuerpo está formado por 29 personas, que se reparten en cinco turnos, con un mínimo de cinco personas diarias y un tren de salida de otras cuatro personas.