León

Transporte somete a información pública la nueva evaluación de impacto ambiental de la A-60 entre Villanubla y Santas Martas

5 diciembre, 2020 17:19

El Boletín Oficial del Estado, en su edición de este sábado, 5 de diciembre, inició el plazo de información pública al que el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana someterá durante 30 días el documento de actualización del procedimiento de evaluación ambiental de la Autovía A-60 en el tramo entre Villanubla (Valladolid) y Santas Martas (León).

Así, tras la publicación de hoy en el BOE, se inicia un plazo de 30 días hábiles contados a partir del lunes para que los ayuntamientos afectados formulen alegaciones sobre las circunstancias que justifiquen la declaración de interés general de la vía y sobre la concepción global de su trazado, como también a efectos de impacto ambiental.

Esta publicación se produce después de que el Ministerio se haya visto obligado a actualizar la evaluación ambiental del tramo central de la A-60, entre Villanubla (Valladolid) y Santas Martas (León), al caducar tras su aprobación hace once años. Ahora, el departamento de José Luis Ábalos mueve ficha con estos 89 kilómetros, cuya construcción requiere unos 365 millones.

Una vez que finalice este plazo de información pública, Transportes deberá licitar y adjudicar, si adopta esta decisión política, la redacción de los proyectos, puesto que siguen sin encargarse los referidos a los subramos entre Santas Martas (León) y Medina de Rioseco (Valladolid), ya que hace dos años solo encargó que se elaboraran los necesarios para el vial que va desde Medina a La Mudarra y desde esta población, a Villanubla.

En septiembre de 2018, el Ministerio de Ábalos informó en una pregunta parlamentaria que había dado órdenes de estudio para la redacción de los proyectos de los subtramos restantes, en concreto entre Medina de Rioseco (Valladolid) y Santas Martas (León). Más avanzado se encuentran los subtramos vallisoletanos entre Mediana de Rioseco y Villanubla, puesto que ya se ha completado el periodo de ejecución de dos años para la redacción de los proyectos.

El Ministerio encargó hace dos años por 1,15 millones la redacción del proyecto de los once kilómetros entre Villanubla –hasta donde ya llega la autovía– y La Mudarra, mientras que para los 16 kilómetros de La Mudalla a Medina de Rioseco la adjudicación se elevó a 1,03 millones.  

Entre tanto, el Ministerio procede ahora a renovar la evaluación ambiental de esta futura autovía, que forma parte del Plan de Infraestructuras Transporte y Vivienda (PITVI), con horizonte hasta 2024, y que se completaría con estos últimos 89 kilómetros. Sin embargo, cuenta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 con una partida de 400.000 euros.

A la espera



En diciembre de 2009, al inicio de la anterior crisis económica, el Gobierno del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, formuló la declaración de impacto ambiental del tramo Santas Martas-Villanubla de la Autovía Valladolid-León, que se publicó días después, ya en enero de 2010, en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Meses después, en abril de 2010, el Gobierno de Rodríguez Zapatero publicó el estudio informativo para la construcción de los 89 kilómetros de autovía, que entonces calculó una inversión necesaria de 365,4 millones.

De esta forma, desde hace dos años la A-60 solo avanza en los despachos, pues el último tramo en ponerse en servicio fueron los 20,3 kilómetros entre Puente Villarente y Santas Martas (León), que se estrenaron en julio de 2018, una vez ejecutada una inversión de 72 millones. Siete años antes, en octubre de 2012, se abrieron los 7,3 kilómetros entre Puente Villarente y la capital leonesa, tras un desembolso para las arcas públicas de 39,2 millones.

Finalmente, el tramo que arranca en Valladolid y continúa hasta Villanubla se abrió al tráfico en septiembre de 2013 tras completarse una inversión de 40,1 millones, lo que permitió a los conductores disfrutar de 13,7 kilómetros de nuevos viales.