León

Piden dimitir a Cepedano del Consejo Social de la Universidad Pública

11 marzo, 2018 13:40

Izquierda Unida León ha asegurado que Javier Cepedano, como Presidente del Consejo Social de la Universidad de León, debería velar por defender la mejora de la universidad pública y que la Educación Superior fuera un derecho cada vez más asequible a la mayoría de la población estudiantil y los jóvenes de la provincia de León. Pero en vez de pensar en el bien común de las futuras generaciones de León, Cepedano solo piensa en la mercantilización de la educación aún a costa de sangrar las ya por sí menguadas economías familiares de esta provincia, que ya han tenido que pagar el rescate de la crisis del pelotazo del ladrillo y otros desmanes.

A esto hay que añadir ahora que Cepedano, siendo la voz del Consejo Social de la Universidad Pública de León, quiere que las familias leonesas carguen con los brutales costes añadidos de las matrículas de este negocio universitario privado de la UCAM de Murcia para aumentar las ganancias y beneficios empresariales de algunos.

Por eso Izquierda Unida pedirá a la ULE y a los miembros del Consejo Social que cesen de inmediato a este presidente que se ha convertido en promotor de negocios que compiten deslealmente y convierten en fuente de beneficios un derecho como es la Educación Superior aquí en León.

La formación política considera necesario recordarle a Cepedano que incluso la implantación de una nueva universidad privada, debe responder, según la normativa vigente, a los principios establecidos legalmente para dar respuesta a la necesidad de cualquier servicio: demanda social, en este caso por razón de mayor población estudiantil, desarrollo de nuevos avances, en este caso de nuevas ramas del saber por avances científicos o a la cobertura de nuevas necesidades profesionales para las que no hubiera educación superior. Pero el desembarco de este negocio privado no responde a ninguna necesidad social ni a ninguno de estos motivos, sino que lo único que busca es la expansión del ánimo de lucro y el aumento del beneficio de sus accionistas.

No solo no piensa para nada en las necesidades de los estudiantes leoneses, sino que duplica unos estudios que ya existen y están totalmente consolidados en número, formación y alto nivel de cualificación, y trae a León más empleo precario y explotación laboral, como ha denunciado el propio profesorado que trabaja en este negocio privado de la universidad católica de murcia de dudoso lustre académico. Declarando que la precariedad laboral docente es una de las señas de identidad que definen a este “centro docente privado no eclesial con afán de lucro”.

Ciertamente, prosigue IU, queremos que León sea un polo de desarrollo social, económico y cultural, pero no así. Promocionando este tipo de “universidades privadas”, que no son más que puros negocios, lo que se conseguirá es "generar más paro en el sector y precariedad en el empleo", como denuncian los colegios profesionales y los expertos del sector, el propio rector de la ULE e incluso la JCyL. Pero parece que algunos negociantes siguen erre que erre promocionando a sus amigos y sus intereses muy particulares, en vez del interés colectivo y el bien común.

Desde Izquierda Unida han pedido la dimisión del Presidente de la FELE como Presidente del Consejo Social pues sus intereses responden no al bien común ni a los intereses colectivos de las familias y estudiantes de la provincia, sino a su ideología neoliberal de acabar con lo público para promocionar este tipo de “chiringuitos”.