Región

La Junta respetará la decisión del Supremo tras el adelanto del toque de queda pero invita al Gobierno a reflexionar modificando el Estado de Alarma

18 enero, 2021 13:15

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha agradecido a los ciudadanos de Castilla y León la “comprensión y actitud cívica y responsable” que han tenido desde que el sábado entraran en vigor las nuevas medidas restrictivas de la Junta con la limitación a cuatro personas de las reuniones sociales, a 25 personas en los lugares de culto y también con ese cierre perimetral por provincias y el polémico adelanto del toque de queda a las 20.00 horas, que ha sido recurrido por el Gobierno central.  

“Estas medidas son a favor de todos y frente al virus. Es nuestro único adversario”, ha añadido Mañueco asegurando además que “gobernar es decidir” que “están tomando medidas” y que “no se van a quedar de brazos cruzados”.

“Hemos actuado con responsabilidad, utilizando al máximo las herramientas. Hemos pedido durante meses que se nos otorgaran instrumentos para doblegar la curva”, ha añadido el presidente de la Junta que ha apostado por “avanzar todos en la misma dirección sumando esfuerzos” y actuando porque, ha aseverado, el virus “no entiende de tecnicismos jurídicos”.

El presidente ha añadido que cuando firmó el acuerdo el viernes que se publicó el sábado con esas restricciones, incluida la del toque de queda, se convirtió en “legalidad vigente” y que lo hizo “teniendo en cuenta informes jurídicos, sanitarios y epidemiológicos” tras aumentar considerablemente la incidencia en Castilla y León.

“Queríamos tomar decisiones que protegieran la salud y la vida de nuestros ciudadanos haciendo el menor daño posible a la economía”, ha afirmado y ha añadido que un miembro del Gobierno le comentó  que “se iba a recurrir” el nuevo horario del toque de queda, aunque ha añadido que “hasta el momento no les ha llegado ninguna información por parte del Tribunal Supremo”, esperando a recibir noticias a lo largo de la mañana.

“Desde la Junta siempre hemos creído en la ley, los tribunales deben interpretar la legalidad y esa confianza en la justicia es algo en lo que nos sentimos reconfortados. El Tribunal Supremo deberá decidir”, ha asegurado.

El presidente de la Junta ha invitado al Gobierno a “hacer una reflexión” ya que “son muchas las voces de distintas comunidades que están diciendo que el Gobierno mueva ficha modificando el Estado de Alarma".