Región

Una nueva variante del coronavirus vista en Reino Unido vuelve a amenazar a Europa

14 diciembre, 2020 18:12

El ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, ha anunciado este lunes de que han descubierto en Reino Unido una nueva variante del coronavirus. En concreto, según indicó, se han detectado ya más de 1.000 casos en el país, especialmente en el sur, y se está propagando con mucha rapidez. 

Pese a ello, el mismo Hancock puntualizó que no hay evidencias de que esta pueda causar una enfermedad más grave y que no responda a la vacuna que ya se está administrando en el Reino Unido. 

Eso sí, lo que parece comprobarse es que esta nueva variante se está extendiendo más rápido que las ya existentes, por lo que se ha obligado a tomar medidas más severas en aquellos lugares más afectados como el cierre de la hostelería. 

Un estudio anterior señaló a una mutación iniciada en Aragón como el comienzo de la segunda ola que sigue azotando con dureza a Europa. 

La OMS llama a la prudencia

La responsable técnica de la gestión de la pandemia de COVID-19 en la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, ha señalado que "hasta ahora no hay pruebas" de que la nueva cepa del virus de COVID-19 detecta en Reino Unido "se comporte de manera diferente".

En rueda de prensa, Van Kerkhove ha resaltado que esta variante ya ha sido analizada por el Grupo de Trabajo de Evolución de Virus de la OMS. "Ha surgido en el contexto de las variantes de visón identificadas en otros lugares", ha asegurado.

En esta misma línea, el director ejecutivo del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, ha apuntado que "este tipo de evolución y mutaciones son en realidad bastante comunes. "La pregunta, como hemos tenido más recientemente con las variantes de visón en Dinamarca y las anteriores, es: ¿esto hace que el virus sea más grave? ¿Permite que el virus se transmita más fácilmente? ¿Interfiere de alguna manera con los diagnósticos? ¿Interferiría de alguna manera con la eficacia de la vacuna? Ninguna de estas preguntas se ha abordado todavía", ha reflexionado.

Por otra parte, la jefa de científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, ha recomendado a las personas que ya se han vacunado, al haberse aprobado ya la vacuna de Pfizer y BioNTech en Reino Unido o Estados Unidos, que sigan cumpliendo las restricciones. "Es importante que las personas que reciban la vacuna sigan cumpliendo con las medidas de seguridad al menos al principio: distanciamiento social, mascarilla, limpiarse las manos...", ha resaltado.

Kate O'Brien, jefa de inmunización de la OMS, ha añadido que resulta "fundamental evaluar la evolución de las personas que reciben la vacuna". "Cada vez aprenderemos más sobre si las vacunas previenen el contagio. Necesitamos seguir recopilando información sobre las vacunas porque todavía no sabemos cuánto durará la inmunidad", ha concluido.