Región

Localizan a siete senderistas desorientadas por una fotografía en la provincia burgalesa

28 octubre, 2019 13:28

La Guardia Civil ha localizado en la ruta Tres Aguas a Pozo Negro a siete senderistas, todas ellas vecinas de Burgos y con edades comprendidas entre los 44 y los 60 años, que se desorientaron cuando realizaban senderismo por la Sierra de la Demanda. Una fotografía enviada por un móvil permitió a los agentes averiguar la ubicación.

Las senderistas fueron encontradas en perfecto estado de salud y acompañadas hasta sus vehículos, dirigiéndose a sus domicilios sin precisar asistencia sanitaria, han informado a Europa Press fuentes del Instituto armado.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de los hechos minutos antes de las 17.00 horas del domingo 27 de octubre, tras lo que dos patrullas se dirigieron al lugar, una zona enclavada en la Sierra de la Demanda, caracterizado por un paraje boscoso de complicada orografía y fuertes pendientes.

Las gestiones practicadas permitieron mantener contacto con el grupo, vía Whatsapp, conociendo que se habían disgregado en dos, iniciando descenso tres de ellas para dirigirse hacia Tres Aguas en tanto que el resto no encontraba la ruta correcta permaneciendo en el entorno de Pozo Negro.

Los agentes recibieron una fotografía del paisaje que percibían las mujeres, por lo que consiguieron identificar el lugar desde donde estaba hecha y por tanto su posición exacta.

Con el cambio de hora, al anochecer antes, se complicaba el dispositivo de búsqueda, por lo que apremiaba su rápida localización, lo que no tardó en producirse.

Una patrulla se desplazaba al encuentro del grupo que ya había iniciado el descenso por la ruta Tres Aguas en tanto que otra acompañado de un vecino conocer del lugar se dirigió hasta Pozo Negro.

A las 19.40 horas, ya sin luz, finalizaba el auxilio y las senderistas partían en sus vehículos hacia sus respectivos domicilios, desde Fresneda de la Sierra Tirón, localidad donde los habían dejado estacionados horas antes. Todas, aunque con el susto del momento, se encontraban en perfecto estado de salud y no requirieron asistencia sanitaria.