Región

PSCyL busca “colapsar” la Junta por el suplemento de la luz

25 octubre, 2019 20:59

El PSOE de Castilla y León ha instado a los ciudadanos a que "colapsen" la Junta con reclamaciones por el suplemento territorial que desde septiembre pagan en el recibo de la luz porque la Administración debería haber creado un fondo para sufragar estos 31 millones --29 por el impuesto y dos por intereses de demora-- como se introdujo en la Ley de Medidas que acompañó al Presupuesto de la Comunidad en 2013.

El coordinador del área de Economía e Industria del Grupo Parlamentario Socialista, José Francisco Martín, y la portavoz socialista de Hacienda en las Cortes, Rosa Rubio, han desvelado este viernes esta situación que deriva, como han explicado, de la decisión, vía Real Decreto del exministro Cristóbal Montoro en 2012, de que las eléctricas "tenían que repercutir a sus clientes los impuestos autonómicos medioambientales".

No obstante, tras varias sentencias judiciales sobre esta decisión, el Tribunal Supremo anuló esa obligación durante todos los años a excepción de 2013, año en el que sí debe ser repercutido a los consumidores con intereses de demora.

Esta situación llevó a incluir en Castilla y León, a instancias del PSOE como ha señalado José Francisco Martín, en la Ley de Medidas Tributarias que acompañó al Presupuesto de 2013, la creación de un fondo para la compensación de los suplementos territoriales que debería haberse dotado con los ingresos obtenidos por el Impuesto sobre la afección medioambiental causada por determinados aprovechamientos de agua embalsada, por los parques eólicos y por las instalaciones de transporte de energía eléctrica de alta tensión.

Así, ahora, cuando las eléctricas han comenzado a cobrar este suplemento a los ciudadanos, el PSOE ha pedido que se comprueben las facturas de la luz y se "colapse" a la Junta con reclamaciones, ya que, según sus cálculos, para una factura media anual de un consumidor doméstico en el entorno de 600 euros anuales el impacto sería de 13,18 euros que las eléctricas cobran de forma aplazada, con lo que supone en torno a 1,098 euros mensuales para "que pase lo más desapercibido posible".

No obstante, para los socialistas la situación es más grave en el caso de autónomos y grandes empresas, donde este suplemento puede suponer "miles de euros". Según las cifras manejadas por el PSOE esta situación afecta en Castilla y León a más de 1,064 millones de facturas domésticas, a las que hay que sumar las 162.000 de empresas y 194.000 de autónomos.

Ante esta situación, el PSOE han pedido a los ciudadanos que analicen sus recibos preferiblemente a través de asociaciones de consumidores o de empresarios y autónomos para iniciar un proceso de reclamaciones.

"Esta es una venganza de Montoro a Castilla y León", ha señalado José Francisco Martín, quien ha dudado de que la Junta haya creado el fondo que se aprobó para 2013. "Hemos destapado un secreto", ha asegurado, tras lo que ha considerado que lo más fácil sería que la Junta se pusiera en contacto con las eléctricas para abonar directamente las cuantías que ahora se exigen y así eliminar este cargo de las facturas.

"Puede que no sea mucho, entre 10 y 15 euros, pero yo me voy a matar porque me lo devuelvan y lo voy a donar a la Asociación Española Contra el Cáncer", ha asegurado José Francisco Martín, quien ha insistido en que ese fondo debería existir a no ser que la Junta "haya cometido una ilegalidad".