Región

Podemos trabajará por una “posible moción de censura” para hacer respetar a los ciudadanos

21 junio, 2019 18:31

El procurador de Podemos por León, Pablo Fernández, ha asegurado este viernes en el día de la constitución de las Cortes de la X Legislatura que trabajará para sacar adelante una "posible moción de censura" ante el posible acuerdo de Gobierno entre PP y Ciudadanos para un gobierno conjunto en Castilla y León.

Fernández ha argumentado esa medida en la necesidad de propiciar "el verdadero cambio" y respetar la voluntad que expresaron los castellanoleoneses en las urnas el pasado 26 de mayo, cuando dieron la victoria a los socialistas que se han quedado a seis escaños de la mayoría absoluta.

Tras asegurar que iniciaba la legislatura con "propósito de enmienda" y convencido de hacer un "ejercicio de contrición" para no mostrarse siempre enfadado en sus declaraciones a los medios, el procurador de Podemos ha sido tajante al criticar los "graves hechos" sucedidos este viernes en el Parlamento donde, una hora antes de la sesión constitutiva de la X Legislatura, los candidatos de PP y de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea, han firmado un acuerdo programático de cien medidas para ese futuro gobierno en el que trabajan ambas formaciones.

Para Fernández, la firma de ese acuerdo para el futuro Ejecutivo en las Cortes supone una "ofensa" al Parlamento regional y a la necesaria separación de poderes y ha ironizado sobre que si Montesquieau levantase la cabeza "correría a gorrazos" a los firmantes de PP y Ciudadanos por "mancillar" el inicio de la andadura del Legislativo.

Respecto al cambio que ha reivindicado el nuevo presidente de las Cortes, Luis Fuentes, de Ciudadanos, con quien coincidió como portavoz parlamentario en la anterior legislatura, Fernández ha bromeado con que esa afirmación se cae por su propio peso ante el "cambio de cromos" y al "mercado persa" en el que han convertido PP y Ciudadanos a Castilla y León en las últimas semanas.

"Es una muy mala noticia", ha sentenciado para acusar a Ciudadanos, "el oxímoron del cambio", de haber pervertido el concepto de cambio al "blanquear al PP" ante lo que ha vaticinado que Francisco Igea llegará a ser el "vicepresidente de las tragaderas" en ese futuro gobierno conjunto con el PP al que se ha referido, a su vez, como un "protectorado de Madrid.

"Quizás Igea debería replantearse ser el candidato de Ciudadanos en Castilla y León", ha apuntado Pablo Fernández.

Respecto a la futura conformación del Grupo Mixto, en el que entrarán a formar parte los dos procuradores de Podemos que compartirán bancada con UPL, Vox y Por Ávila, Fernández ha reconocido que será una "situación peculiar y anómala" en la que apuesta por aplicar "sensatez" y "sentido común" a través de un reglamento de funcionamiento interno para garantizar un funcionamiento básico que les permita trabajar con normalidad y con los medios necesarios y precisos.

Fernández no ha ocultado la "singularidad" de un grupo que ha tildado de "pintoresco" ya que tendrán que convivir partidos a las "antípodas" en lo ideológico, como Podemos y Vox.