Región

Emotiva y entrañable procesión del Cristo de la Misericordia en Toro

27 marzo, 2018 03:17

Viajar a Toro siempre se convierte en un viaje lleno de sensaciones, emociones y amistades de unas gentes acogedoras y dignas en el respeto a sus tradiciones y la reivindicación de su esencia histórica como pueblo y comunidad que, al final del desfile procesional, se convirtió en un chocolate de convivencia gracias a la colaboración de Gaza. Así aconteción en esta noche de Domingo de Ramos, para asistir a la procesión del Santísimo Cristo de la Misericordia.

Este desfile procesional está organizado por la Asociación Parroquial Santísimo Cristo de la Misericordia que "aspira" a convertirse en Cofradía, que se fundó en 2103 y lleva ya dos años procesionando. La característica de este paso es la edad, muy joven, de los hermanos, quienes buscan "aportar algo nuevo a la Semana Santa de Toro". Circunstancia, todo hay que decirlo, realizan con una ilusión desmesurada -como puedo apreciar el viajero-, con mucho trabajo, colaboración y, además, con escasos recursos. No obstante, cuentan con el apoyo "incondicional" de la Junta Pro-Semana Santa de Toro, así como de las parroquias toresanas, según asegura el presidente, Mario González. Además, recuerdan que el pintor toresano Carlos Adeva realizó de forma gratuita la pintura que forma el guión de la Asociación y que abre la procesion por primera vez.

Tiene mucho valor el patriomonio escultórico que sacan en la procesión, como las dos cruces que abren y cierran el desfile procesional. La primera es un Cristo de la escuela de Esteban Jordán y la que cierra la procesión data del siglo XIII. Además, el Cristo de la Misericordia es una talla adquirida por la Asociación y la parroquia de San Julián en la localidad gaditana de Jerez de la Frontera, en la que desfiló en Semana Santa. La imagen, de autor anónimo, fue realizada en torno a 1930 y perteneció a una cofradía, en la actualidad desaparecida. La imagen fue adoptada posteriormente por otra hermandad jerezana aunque, al poco tiempo, fue retirada tras encargar una nueva talla. La obra representa el momento en el que Cristo es prendido en el Huerto de los Olivos. La imagen al ser una talla de bastidor ha necesitado la confección de la vestimenta consistente, este año, en una túnica blanca -donda pora un cofrade-. Además, el Cristo porta una clámide en el hombro así como un cordón en el cuello y las manos que simbolizan los elementos utilizados en su detención.

Una Semana Santa de Interés Turístico Regional

La Semana Santa de Toro fue declarada de Interés Turístico Regional en diciembre de 2007. Ello fue posible al valorar su antigüedad, sus momentos singulares y únicos, la imaginería de incalculable valor artístico y los desfiles procesionales que guardan el sabor de antaño, la herencia legada por los ancestros.

La historia de la Semana Santa toresana ya está documentada en el Siglo S. XV con la existencia de la Hermandad Penitencial de la Vera Cruz. A su nacimiento contribuye la sensibilidad de los franciscanos, suscitando la compasión de los creyentes por los sufrimientos de Cristo en la Cruz. Esta antigua cofradía, con sede en el convento de San Francisco el Grande, contaba con cofrades de Luz y de Disciplina, éstos acudían el ‘Jueves de la Cena’ a la procesión flagelándose, y solían ser de condición social más modesta que los de ‘Luz’, que acudían alumbrando. La procesión, con una gran Cruz, partía del convento al anochecer hacia la Colegiata donde hacía estación, para regresar bien entrada la noche, al convento. Estos hechos son el mejor sello de identidad histórico de la Semana Santa de Toro –una de las más antiguas de España-.

El protagonismo de la Semana Santa corresponde a sus cofradías. Desde aquellos primeros tiempos, allá por el siglo XV, se celebra en Toro la Semana de Pasión, al más puro y austero estilo castellano. Lo más importante de un pueblo son sus raíces, a las cuales se aferran con firmeza los toresanos, porque saben que no existe futuro sin poner la vista en el pasado.

La Semana Santa de Toro es perceptible por los cinco sentidos. Sus imágenes mecidas cadenciosamente por los esforzados cargadores; cientos de nazarenos y penitentes dando luz y color con sus túnicas, hachones y caperuces; marchas procesionales y tambores destemplados que llegan hasta el último rincón de la ciudad. Aromas de incienso, cera y flores al paso de las imágenes en sus pesadas mesas; y el abrazo esperado de familiares que, cada año, llegan al lugar para vivir en familia estos días de Pasión. Todo en estos días tiene sabor a lo de antes, a lo que nos contaron nuestros abuelos, a todo lo vivido intensamente en familia. El momento de abrir los baúles para sacar las viejas túnicas con el olor persistente a naftalina. La preparación anticipada y ritual de todo lo que precede a la salida de casa… al amanecer del Viernes Santo. Cada cofradía tiene sus pasos e imágenes que saca a la calle en los diferentes días de la Semana Santa, respetando lo preceptivo de las Ordenanzas , o la costumbre sabida por todos, de cada una de ellas.

No cabe la menor duda que Toro siempre cautiva al viajero, por sus gentes acogedoras y abiertas, por su patrimonio, por su historia, por su gastronomía, por su vino y, cómo no, por la Semana Santa que guarda el tipismo y la pureza transmitida de generación en generación sin adulteraciones ni copias inventadas... Toro bien vale una visita, cachis!

REPORTAJE GRÁFICO LUIS FALCÃO

PROGRAMA COMPLETO

LUNES SANTO

Procesión del Santísimo Cristo del Amparo

A las 22:30 horas sale de la Iglesia de la Trinidad, para seguir por Capuchinos, Ronda de Capuchinos, San Antón, plaza de Arbas (Lectura del Manifiesto), Arbas, Tablarredonda, para finalizar en el templo de partida.

MARTES SANTO

Traslado en procesión del Santo Ecce-Homo

A las 21:30 horas sale del Real Monasterio de Santa Clara para seguir por Plaza de San Julián de los Caballeros, continúa por la calle el Sol, Santa Marina, Arco del Reloj, Puerta del Mercado, Plaza Mayor, Bollos de Hito, San Lorenzo, Rejadorada, Rúa de Santa Catalina, Plazuela de Jesús Nazareno y La Soledad y finaliza en la Iglesia de Santa María de Roncesvalles y Santa Catalina.

MIÉRCOLES SANTO

A las 19:00 horas se celebra el tradicional acto de “Vestir Santos”, quedando dispuestos para procesionar. A continuación los Señores Abades obsequiarán a los Abades viejos con el tradicional “Bacalao”.

Vía Crucis Procesional

A las 22:30 horas sale de la Iglesia del Santo Sepulcro, para continuar por plaza Mayor, calle Perezal, Calle Judería, Calle Puerta de Adalia, calle Magdalena, puerto de la Magdalena, calle Pajarinas, calle de la Merced, cuesta de las Berceras, plaza de la Colegiata (donde sonará el himno del Cristo de la Expiración, Estación 12), paseo del Espolón, para finalizar en la Colegiata, donde se procederá al rezo y canto de las “Cinco Llagas”, finalizando con la adoración de “Jesús Yacente”.

JUEVES SANTO

A las 12:00 horas, Bendición de los Conqueros ó Cagalentejas en la Iglesia Santa María de Roncesvalles y Santa Catalina.

A las 21:00 horas, procesión del Santísimo Cristo de la Vera Cruz por las calles de Tagarabuena

VIERNES SANTO

Procesión de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla

A las 6:00 horas se celebra el “Sermón del Mandato” en la Iglesia Museo de Santa María de Roncesvalles y Santa Catalina, a cargo de uno de los párrocos de la ciudad de Toro. A continuación, procesión de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla.

Sale de Santa María de Roncesvalles y Santa Catalina, Rúa de Santa Catalina, González Calvo, plaza de San Francisco, Santa Marina (soportales), Amor de Dios, la Reina, Santo Domingo, Cañuelo, Tablarredonda, Judería, Perezal, Calvo Sotelo, Plaza de la Colegiata y Espolón, donde una vez que llegue La Virgen de la Soledad, se realizará la estación de penitencia en la Real Colegiata ante el Santísimo Sacramento) y se depositarán los pasos, procediéndose a un descanso.

A las 11:00 horas se reanuda la procesión por la Plaza de la Colegiata, Calvo Sotelo, Plaza Mayor, Puerta del Mercado, Arco del Reloj, Santa Marina, El Sol, Rejadorada, Rúa de Santa Catalina y plazuela de Jesús Nazareno y la Soledad, para entrar en el templo de partida.

Procesión Oficial de Jesús Muerto

A las 20:00 horas, en la plaza Mayor, “Sermón del Desenclavo” a cargo de uno de los párrocos de la ciudad. A continuación, desde la iglesia del Santo Sepulcro, partirá la procesión para seguir por plaza Mayor, calle Perezal, calle Judería, calle Monjalbarda, calle San Pedro, calle Cañuelo, calle de la Reina, calle Amor de Dios, puerta del Mercado, plaza Mayor (por delante del Ayuntamiento) para finalizar en el templo de partida.

SÁBADO SANTO

Procesión de las Damas de la Soledad

A las 19:00 horas, Vía Crucis y plática, a cargo de uno de los párrocos de esta ciudad, procediendo a la procesión.

Salida: Santa Catalina de Roncesvalles, Vicente González Calvo, San Francisco, Concepción, Santa Marina (pasando por delante de los soportales), Puerta del Mercado, la Glorieta (circunvalándola, pasando delante de la iglesia del Santo Sepulcro, donde estará la imagen de Cristo Yacente), para salir por delante del Ayuntamiento y seguir por San Lorenzo, Rejadorada, rúa Santa Catalina de Roncesvalles y regreso al templo de partida, donde se despedirá a la Virgen con el canto de la Salve.

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

A las 12:00 horas salida de Jesús Resucitado de la Iglesia del Santo Sepulcro, para continuar por calle Zapateros, calle Antigua, calle del Amor de Dios, puerta del Mercado (hasta la Glorieta) donde se producirá el encuentro con la Virgen, que previamente ha salido de la Colegiata, para continuar por paseo del Espolón, calle Mayor, hasta llegar a la plaza Mayor.

Al producirse el encuentro, se realizarán las “tres venias”, retirando el velo de luto de la Virgen en la tercera venia.