Región

La Hermandad del Espíritu Santo desafía a la lluvia

24 marzo, 2018 23:26

Tras 20 minutos de espera sobre la hora habitual de inicio del recorrido, la Hermandad Penitencial del Santísimo Cristo del Espíritu Santo ha decidido arrancar el desfile procesional después de conocer el parte de AEMET de las 10:45 horas, momento en el que se ha determinado partir hacia la Catedral.

La lluvia caída hasta este momento ha acentuado la sobriedad y la austeridad que caracterizan a esta procesión, con calles brillantes que reflejaban cada estampa del paso de la Hermandad.

Centenares de hermanos con hábito monacal y medieval han esperado en las inmediaciones de la iglesia del Espíritu Santo impacientes, para finalmente acompañar a la imagen del Crucificado por las antiguas calles de la capital y cumplir así con la penitencia de la noche del Viernes de Dolores.

Los ecos de los cantos gregorianos se han perdido en el recorrido de las calles para dar paso al riguroso silencio que acompaña al Santísimo Cristo, arropado entre faroles de forja con velas encendidas que iluminan y preceden la bella imagen del Crucificado.

A mitad del recorrido, zamoranos y visitantes se han agolpado para vivir el momento más emocionante de esta noche. Allí, en el atrio de la Catedral, ha tenido lugar el acto-oración con la lectura de la Pasión y la intervención del coro de la Hermandad, que interpreta la obra musical de Miguel Manzano, el ‘Christus Factus Est’, el momento emblemático del Viernes de Dolores indica el camino de vuelta con una gran emoción en el alma templada de los zamoranos.

Fotos: Sofía Villar