Región

La "patrulla integral" arranca en la operación especial de Semana Santa

21 marzo, 2018 16:43

La "patrulla integral" motorizada de la Guardia Civil arrancará en Castilla y León coincidiendo con la operación especial de Semana Santa, cuando están previstos 2,17 millones de desplazamientos por carreteras de la Comunidad, un 4,3 por ciento más que el año anterior.

Así lo ha señalado la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, quien ha presentado la operación y los nuevos vehículos acompañada de la coordinadora regional de la Dirección General de Tráfico, Inmaculada Matías, y el teniente coronel jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Castilla y León, Rafael Aparicio.

La delegada del Gobierno ha incidido en que se prevé que los desplazamientos se incrementen un 4,3 por ciento con respecto al año anterior --cuando se registraron cinco fallecidos-- durante una operación que se iniciará a las 15.00 horas de este viernes, 23 de marzo, y finalizará el 2 de abril.

La misma se intensificará en una primera fase entre el día 23 y el 25 (se esperan 550.000 desplazamientos) y del 28 de marzo al día 2 (1.360.000), cuando se concentra casi el 90 por ciento de los desplazamientos.

Los mayores problemas circulatorios se presentarán en las salidas de los grandes núcleos urbanos hacia zonas turísticas de costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales o zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno, por lo que se recomienda planificar el viaje y evitar las horas más desfavorables.

Salgueiro ha incidido en que se trata de mejorar la seguridad de los ciudadanos, no sólo de control, y "paliar" las consecuencias de los "fallos" que considera que cualquiera puede tener.

Para el desarrollo de la operación, la DGT pone en marcha los medios humanos y materiales que tiene en Castilla y León para vigilar las carreteras, compuestos por más de 850 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, otras 90 del Centro de Gestión de Tráfico zona Norte, la patrulla del Helicóptero Pegasus y otros medios técnicos como 161 cámaras de televisión, 91 estaciones meteorológicas, 239 paneles de mensaje variable y 236 de tomas de datos.

Las carreteras principales de mayor influencia que son gestionados por el Centro de Gestión son la A-1, AP-1, A-6, AP-6, A-231, AP-51, AP-61, A-66, AP-71, A-2, N-I y N-VI. Aún así, la delegada del Gobierno ha señalado que, por ejemplo, el helicóptero Pegasus vigila no sólo las vías de alta capacidad, sino también las convencionales, donde más accidentes se producen.

Más control 

Además del helicóptero, que sobrevolará estas vías, se realizarán controles integrales por parte de los agentes de la Guardia Civil y se intensificará la vigilancia de la circulación con radares móviles en los tramos identificados como especialmente peligrosos, que se actualizan trimestralmente y se pueden consultar en la web de la DGT.

También se toman otras medidas de ordenación como señalización dinámica en paneles de mensaje variable, carriles reversibles adicionales e itinerarios alternativos, paralización de obras, limitación de pruebas deportivas y otros eventos o la restricción de la circulación de transporte de mercancías en determinadas horas.

Además de estas medidas, la DGT incrementará los mensajes de concienciación y especialmente durante este año llevará a cabo acciones dirigidas a la prevención de accidentes de colectivos vulnerables, una de las cuales es el Plan específico de motoristas en el que se trabaja y otra la campaña divulgativa de Semana Santa.

La DGT ha recordado que cada año fallecen 300 motoristas en accidentes de tráfico y en moto el riesgo de morir es 17 veces mayor que en coche, motivo por el que Tráfico llama a la prudencia no sólo a los conductores de moto sino a todos en general.

Para la ocasión se ha creado la web elhombredecristal.es en el que se pueden encontrar consejos de cómo circular sin poner en peligro a los demás usuarios y se ha grabado un anuncio que se puede ver en las distintas televisiones sobre la fragilidad de los usuarios de moto con el lema "sobre una moto todos somos de cristal", a lo que se sumarán cuñas en radios y otros mensajes en medios impresos.

De la misma forma, otra campaña hará hincapié en la importancia de revisar el vehículo que se va a utilizar para realizar el viaje en Semana Santa.

Patrulla integral 

Como novedad durante esta operación especial se pondrá en marcha la denominada "patrulla integral", modelo en el que los mismos agentes encargados de la vigilancia y control del tráfico van a poder actuar específicamente en algunos de los factores que más inciden en la siniestralidad.

Precisamente para esta puesta en marcha se han asignado a Castilla y León nuevos vehículos, en el marco de la compra que ha realizado el Ministerio del Interior y cuyo titular, Juan Ignacio Zoido, presentó este martes. En concreto, la Comunidad contará con 78 motocicletas y nueve furgonetas de la Agrupación de la Guarida Civil de Tráfico equipadas con medios portátiles para controles de alcohol y drogas.

Asimismo, en este marco de inversión nacional se han adquirido para Castilla y León 212 etilómetros y 65 lectores de drogas, así como más de 9.000 kits multidroga.

Este nuevo concepto de vigilancia está formado por patrullas de la Guardia Civil de la unidad de motoristas que cuentan con motocicletas o vehículos a cuatro ruedas dotados con medios portátiles que les permitirán realizar acciones de control de velocidad, pruebas de detección de alcohol y de drogas de manera autónoma con cinemómetros protátiles sin necesidad de apoyo de los equipos de atestados ni de los de control de velocidad.

El proyecto persigue una mayor operatividad y evitar también la comunicación entre los conductores de la ubicación de los controles al ser muy dinámicos y, asimismo, aumentar la labor pedagógica de los agentes, ya que estos procederán a la detección del vehículo infractor de tal modo que notificarán al conductor la infracción cometida en carretera. De este modo además se evita la picaresca que utilizan algunos conductores de identificar a otra persona para no perder puntos de su permiso de conducción.

Este tipo de patrullas estará orientado principalmente a la vigilancia en carreteras convencionales, donde se producen ocho de cada diez accidentes.