Región

Rodríguez: "Las mujeres hemos vivido una evolución en las empresas españolas"

19 febrero, 2018 10:28

María Teresa Rodríguez (Aguilar de Campoo, Palencia) lleva al frente de Galletas Gullón desde hace treinta y cinco años, un tiempo que le ha servido para transformar una pequeña fábrica de galletas situada en la montaña palentina en la principal galletera española y la única empresa centenaria del sector que se mantiene en manos de la familia fundadora. En 1983 tomó las riendas de la compañía, en un momento complicado en el que España se incorporaba al Mercado Común. María Teresa tomó en aquellos años una decisión que sería determinante para la supervivencia de la compañía frente a las grandes multinacionales que entraron con fuerza en el sector: apostar por un tipo de galleta saludable que ayudase a mantener una dieta sana y equilibrada.

De este modo se comenzaron a elaborar galletas con grasas vegetales, toda una novedad en el sector, habituado a utilizar grasas animales. Poco después Gullón lanzó la primera galleta integral de España, a la que siguieron la primera galleta sin azúcar y la primera galleta sin sal.

La gestión que ha mantenido María Teresa Rodríguez al frente de Gullón durante estos treinta y cinco años ha sido reconocida con numerosos galardones, entre los que destaca la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo que recibió en 2016 de manos del presidente del Gobierno.

Hechas las presentaciones y viendo su larga trayectoria en el sector, le pregunto el motivo de situar la fábrica en la montaña palentina: <<era un lugar estratégico para poner en marcha los primeros hornos de los que salieron galletas en nuestro país, ya que por un lado contábamos con un trigo excelente de Tierra de Campos y, por otro, la cercanía al puerto de Santander facilitaba la adquisición de azúcar y otros productos procedentes de las antiguas colonias>>.

Saúl N. Amado.

Si algo tenía ganas de preguntar a María Teresa es por su opinión sobre la tasa de mujeres directivas y la brecha salarial: <<Son dos problemas vinculados entre sí y realmente muy preocupantes. Sin embargo, aunque considero que es necesario tomar medidas que puedan paliar y superar estos problemas, creo que se solucionarán a corto plazo gracias al empuje de las nuevas generaciones de mujeres, aún más preparadas profesionalmente que sus predecesoras>>. ¿Y su caso particular? <<Cuando tomé las riendas de Gullón en los años 80 era realmente difícil encontrar una mujer dirigiendo una compañía en nuestro país. Esta situación no es tan extraña hoy como lo era en aquel momento. No quiero minimizar este problema, pero tengo una visión optimista precisamente por haber sido testigo de la evolución que hemos vivido las mujeres dentro de las empresas españolas>>.

El futuro de Gullón y sus galletas pasa por mantener firme su apuesta por la galleta salud y seguir fortaleciendo su liderazgo dentro del sector. <<Además, existe una tendencia cada vez mayor entre los consumidores hacia la exigencia de un mayor compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente. Ante esta tendencia estamos desarrollando productos realizados con materias primas provenientes de la agricultura ecológica, plenamente respetuosos con el medio ambiente>>.

Galletas y salud de la mano.