Región

13 muertos y 100 heridos en el atentado de Barcelona

18 agosto, 2017 12:22

13 muertos y 100 heridos, 15 de ellos en estado muy grave, es el último balance oficial del atentado terrorista en Barcelona (cuya autoría ha asumido ya el Estado Islámico), ofrecido en una comparecencia pública por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que estaba acompañado por el vicepresidente, Oriol Junqueras, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. A la cifra inicial de 12 muertos que dio Puigdemont habría que añadir la de un niño que habría fallecido poco después.

Una furgoneta blanca irrumpió en Las Ramblas a gran velocidad hacia las 16,30 de la tarde atropellando a numerosos viandantes que en esos momentos transitaban por esa zona tan céntrica de Barcelona, hasta que se estrelló contra un poste cerca del mercado de La Boquería.

Según las primeras informaciones, la Policía rodeó a dos de los presuntos terroristas, que supuestamente se habían atrincherado en un restaurante turco situado en la zona de La Boquería, probablemente con rehenes. Al parecer, este cerco no llegó a producirse, ni tampoco que los terroristas se atrincheraran allí.

Uno de los presuntos terroristas, de los tres que se buscan, fue detenido al poco del atentado, aunque las últimas informaciones apuntan a que el conductor de la furgoneta seguiría huido.

La Policía identificó en un primer momento a Driss Oukabir, un marroquí residente en Ripoll como uno de los presuntos terroristas, pero es un extremo que no parece confirmado.

Una de las dos furgonetas utilizadas supuestamente por los terroristas fue localizada por la Policía en Vic frente a un Burguer King, a pocos kilómetros de Barcelona. Esto hace sospechar que son varios los individuos que han participado en el atentado.

Al parecer, según algunas fuentes, otro de los terroristas, que consiguió eludir el cerco policial en la Diagonal, fue detenido en una localidad próxima a Barcelona, en Sant Just del Vers, mientras trataba de huir, aunque por el momento se desconocen los detalles.

Los hechos sucedieron hacia las 16,30 de la tarde, cuado una furgoneta, zigzagueando durante unos 500 metros, arrolló a decenas de personas que transitaban por Las Ramblas de Barcelona. Los Mossos d'Esquadra, la policía regional de Cataluña, informaron a través de Twitter que hubo varios heridos en un "atropellamiento masivo".

Los servicios de emergencia pidieron a la gente que no acuda a la zona en torno a la céntrica Plaza de Cataluña.

La operación policial sigue abierta. El Ayuntamiento de Barcelona ha suspendido el tráfico de autobuses urbanos y del Metro y todas las actividades públicas previstas.

Los servicios de emergencia están solicitando a los ciudadanos que se acerquen a los centros hospitalarios a donar sangre.

En una comparecencia pública a las 21,02 horas, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha mostrado su rechazo al atentado y ha agradecido a la ciudadanía su comportamiento solidario acudiendo en masa a donar sangre a los centros hospitalarios. Puigdemont ha confirmado la detención de dos terroristas.