Región

Un susto que casi acaba en tragedia

25 enero, 2017 10:49

La suerte ha hecho presencia este martes en un accidente leve en el que se han visto involucrados un autobús, un coche aparcado y un carrito de bebé. Por suerte, las consecuencias han sido solo materiales para los implicados.

Según ha informado la Policía de Valladolid, los hechos han ocurrido en el giro que conecta la calle San Lorenzo con la plaza de Poniente, cuando un autobús de Auvasa ha chocado contra un vehículo aparcado al calcular mal la distancia del giro que estaba realizando.

Al colisionar, el coche queda enganchado en la parte delantera del autobús y con la inercia recorre unos metros hasta aplastar un carrito de bebé que, por suerte, se encontraba vacío. La propietaria del carrito estaba sacando al pequeño del coche, por lo que había dejado la silla desplegada.

El tiempo y la suerte se aliaron para que la tragedia se quedara en un tremendo susto en el que solo ha habido que lamentar daños materiales.