Opinión Acusó al equipo de gobierno de carecer de un modelo de ciudad y de haber creado problemas donde no los había, como el tráfico, aparcamientos, etc., y del incumplimiento de sus promesas electorales y muy particularmente del compromiso de abordar el soterramiento del ferrocarril del propio alcalde hecho ante notario, y del concejal de urbanismo en sus declaraciones en el 2016 respecto de una propuesta pacífica para el soterramiento de las vías, así como su compromiso de realizar una consulta popular. A continuación presentó sus propuestas, de las cuales las dos primeras hacen referencia a la operación ferroviaria, la tercera a revertir el plan de movilidad, la cuarta a elaborar un plan estratégico para relanzar la actividad económica e industrial en Valladolid y la quinta para realizar una auditoría de las ayudas municipales.A continuación, la portavoz de VTLP, después de intentar corregir al concejal de Vox respecto del coste de la adquisición del colegio del Salvador, ( ocultando el IVA), y de hacer una alarde como siempre entre la demagogia y la mentira de la buena gestión del equipo de gobierno municipal, presentó cinco propuestas en relación con la utilización de los fondos europeos, la elaboración de planes sociales y la preparación de un plan de salud pública para preparar el Ayuntamiento frente a una posible nueva pandemia,  otro sobre la economía y la rehabilitación urbana y el tema agroalimentario y la consolidación de derechos sobre la vivienda, la calidad del aire y la movilidad estable.Una vez más, el portavoz de ciudadanos realizó una intervención correcta desde el punto de vista académico, pero carente de fuerza desde el punto de vista político.

El debate sobre el estado de la ciudad III

9 julio, 2021 16:07

El vigente reglamento de la corporación municipal estipula que en el debate del estado de la ciudad no se presenten mociones, sino que se lleven al pleno siguiente y esto es lo que es lo que ha ocurrido con el pleno ordinario correspondiente al mes de julio.

  

Comenzó el Pleno con una intervención del portavoz de Vox  que inició su intervención haciendo notar la ausencia de autocrítica en el discurso del alcalde y su discrepancia absoluta con lo expuesto por la alcaldía en su intervención. Recordó que la primera decisión del actual equipo de gobierno fue subir los sueldos del alcalde,  concejales, empleados de confianza de los grupos políticos y hasta la propia subvención de los mismos, incrementando notablemente el gasto corriente. Acusó al equipo de gobierno de carecer de un modelo de ciudad y de haber creado problemas donde no los había, como el tráfico, aparcamientos, etc., y del incumplimiento de sus promesas electorales y muy particularmente del compromiso de abordar el soterramiento del ferrocarril del propio alcalde hecho ante notario, y del concejal de urbanismo en sus declaraciones en el 2016 respecto de una propuesta pacífica para el soterramiento de las vías, así como su compromiso de realizar una consulta popular.

 A continuación presentó sus propuestas, de las cuales las dos primeras hacen referencia a la operación ferroviaria, la tercera a revertir el plan de movilidad, la cuarta a elaborar un plan estratégico para relanzar la actividad económica e industrial en Valladolid y la quinta para realizar una auditoría de las ayudas municipales.

A continuación, la portavoz de VTLP, después de intentar corregir al concejal de Vox respecto del coste de la adquisición del colegio del Salvador, (ocultando el IVA), y de hacer una alarde como siempre entre la demagogia y la mentira de la buena gestión del equipo de gobierno municipal, presentó cinco propuestas en relación con la utilización de los fondos europeos, la elaboración de planes sociales y la preparación de un plan de salud pública para preparar el Ayuntamiento frente a una posible nueva pandemia,  otro sobre la economía y la rehabilitación urbana y el tema agroalimentario y la consolidación de derechos sobre la vivienda, la calidad del aire y la movilidad estable.

Una vez más, el portavoz de ciudadanos realizó una intervención correcta desde el punto de vista académico, pero carente de fuerza desde el punto de vista político. Recordó la emigración de los jóvenes y el envejecimiento de la población, y presentó cinco propuestas en relación con las personas, el diálogo, el futuro, la unidad y el realismo.

Pilar del Olmo realizó una intervención bien estructurada,  que comenzó señalando la carencia de autocrítica por parte del alcalde y la presunción del mismo de obtener el 70 % de los votos en las próximas elecciones municipales. También la ausencia de proyecto de ciudad para el futuro, y presentó cinco propuestas:  en relación con la rebaja del IBI, para evitar la subida de los impuestos municipales, algo por cierto que hacíamos nosotros clásicamente cada vez que se revisaba el valor catastral, y una rebaja del impuesto de circulación de vehículos que está  en el tramo más alto de la horquilla, para revertir el plan de movilidad,  para paralizar las obras de integración ferroviaria y replantearse el soterramiento del ferrocarril paralizando las obras en proyecto . En relación con este tema dijo que todos habíamos cometido errores, y espero que se refiera a su abandono del proyecto de soterramiento en el primer pleno de este mandato.

Solicitó la elaboración de un plan de renovación de la red de abastecimiento de aguas y saneamiento y finalmente solicitó que se ejecutaran en su totalidad  las partidas de gastos sociales, haciendo referencia a las críticas de la intervención del propio ayuntamiento respecto de determinadas partidas.

El portavoz del partido socialista, como es habitual, atacó a Vox diciendo que no aportaba absolutamente nada, afirmando que pretendía su portavoz que el Ayuntamiento se situara en rebeldia respecto de la legalidad estatal en relación con el medio ambiente. Mintió asegurando que nosotros habíamos subido los impuestos un 37 % y que ellos no lo habían hecho, porque nosotros, cada vez que subía el  valor catastral relajábamos el tipo impositivo y vinculamos siempre la subida de los impuestos municipales al IPC del mes de agosto para así poder elaborar tranquilamente los presupuestos. Finalmente criticó a ciudadanos porque no entendía que les apoyen en los presupuestos y después les critiquen en los debates de los plenos. Censuró que los grupos de oposición no tocaran determinados temas en sus propuestas, olvidándose que tan sólo se podían presentar cinco propuestas. Criticó la deuda de la SVAV, pero ocultó que la gestión económica de la misma siempre estuvo en manos del Psoe.

En el turno de réplica, Javier García Bartolomé le aclaró al portavoz del Psoe que el reglamento no permite más que cinco propuestas y por lo tanto no se pueden tocar todos los temas y recordó que el PSOE no había presentado ninguna, calificando de buenistas las propuestas de VTLP. Calificó incoherencia a ciudadanos por apoyar los presupuestos y criticar la gestión del gobierno y manifestó su acuerdo con las propuestas del Partido Popular.

María Sánchez en su réplica atacó a Vox por hablar  siempre de atascos, hierbas y reventones. También censuró su interés por auditar las subvenciones municipales, y especialmente las relacionadas con las agresiones contra la mujer.

Martín Hernández Antolín calificó a Vox de incoherencia, a  VTLP de mesianismo y al PP  de provocar un debate estéril con objetivo electoral. Al PSOE por su baja ejecución presupuestaría y su carencia de autocrítica y por los frecuentes reventones en la redes de agua y saneamiento.

Pilar Del Olmo, en su réplica, censuró que el PSOE había sido incapaz de presentar cinco propuestas y al alcalde de mentir al asegurar que los fondos europeos no podían utilizarse en el soterramiento y que habían de ejecutarse hasta 2024. También de no corregir el catastrazo con una rebaja de los coeficientes, y a VTLP de utilizar el asesinato de Samuel políticamente en contra del criterio del padre de la víctima. Podía haber aprovechado su intervención para recordarle que en política no cabe todo y que el insulto personal y soez no tiene justificación alguna.

Pedro Navaja, en su réplica final, insistió en la debilidad de Pilar Del Olmo, incluso en su propio partido, y de sus cambios de opinión sobre el soterramiento. A Vox de desconocer la contaminación en la ciudad y a Ciudadanos de actuar como el Lazarillo de Tormes.

Y al final, votación: como era previsible, tan sólo salieron adelante las propuestas de VTLP, y es que el rodillo es el rodillo.

 Hasta la semana que viene.