Opinión

Resumen del último fin de semana

10 agosto, 2020 08:48

Este fin de semana, en la jornada del viernes, la prensa ha estado acaparada por nuestro rey emérito que ha sido obligado a salir de España por el Gobierno que padecemos al presionar al rey Felipe VI para que participara en la salida de su padre. Se filtró una carta que al final no sabemos si  la escribió el monarca emérito o se la escribieron, pero el desenlace final ha sido la salida de España con rumbo desconocido de momento.

Nuestro Presidente con ese contoneo desequilibrante al andar, que se hace más ostensible cuando camina en  busca del aplauso de sus palmeros/as, repite en Gobierno la forma de acción idéntica a la realizada  por su compañero de partido Felipe González; lanzando por delante al malo de película (en este caso Pablo Iglesias que realiza el mismo papel desempeñado por el listo Alfonso Guerra), mientras él va de bueno y moderado en pose estudiada para mantenerse en el poder, al tiempo que también mantiene en su puesto a su polémico vicepresidente 2º.

¿Por qué? Porque el valido Iglesias manda demasiado. El comunista latinoamericano con tintes feministas (como alguien le definió), es la memoria RAM del disco duro de Sánchez y libra de responsabilidades a su presidente y Jefe del Gobierno cual pararrayos en la descarga eléctrica de la tormenta. Es el típico elemento que engaña a los españoles lerdos  con su palabrería pausada, estudiada al máximo y su forma descuidada de vestir tratando de aparentar campechanía.

Nuestro Presidente es un pirómano que “provoca el fuego” para al rato, convertirse en bombero buscando alimentar su ego como extintor del mismo

Los tres presidentes socialistas últimos, se han lucido en sus mandatos y este infame Presidente último, tras desenterrar a Franco, sin que el pueblo español se opusiera, ahora envalentonado obliga a Felipe VI a exilar a su padre en medio de la humillación y la deshonra.

Parece estar afectado del síndrome de Munchausen que, unido a un trastorno de personalidad, le hace tomar decisiones que no encajan en el comportamiento de una persona normal y no sentir preocupación por los males que causa que ya son incontables.

Un presidente que llegó al poder apoyado por terroristas, golpistas y comunistas. Responsable de casi 50.000 muertes  (muchas de ellas procedentes de las Residencias de Ancianos que dejo de la mano Pablo Iglesias como responsable de gestionarlas desde su obligación como Ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España) por su mala gestión en combatir la pandemia Covi 19. Se mantiene en el mismo, merced en la mentira que la Televisión Estatal, en manos de Rosa María Mateo, amaña a conveniencia de lo prescrito por el vicepresidente 2º supervisado previamente por el cerebro Iván Redondo.

Ahora, el Gobierno tiene un problema económico gravísimo derivado de la debacle económica española derivada de un cúmulo de circunstancias que siguen la siguiente secuencia:

-Reunión de la Ministra de Exteriores con el Alcalde de Gibraltar.

-Cabreo de Inglaterra por el hecho.

-Cuarentena impuesta por Inglaterra, al retorno,  a todos los ingleses que visiten España. Problema que se agrava cuando otros países europeos y Túnez se unen a la cuarentena.

-Fallo estrepitoso del Gobierno  en la lucha contra la pandemia.

-Apariciones  diarias en atriles de ministros, mandos de las fuerzas de seguridad, Fernando Simón e incluso el propio Presidente.

- Contradicciones, rectificaciones,

-Mentiras y más mentiras que el pueblo español acepta estoicamente.

El Gobierno, viendo que es incapaz de solventar el problema sanitario se quita la responsabilidad de encima y pasa el marrón  a las Comunidades Autonómicas para hacerlas responsables  y echar la culpa del fracaso a la Oposición cuando no es apoyado en la cuarta petición de prórroga del confinamiento.

Tras la desescalada que, nunca estuvo regulada, como mentirosamente se dijo, por un comité científico, sino por políticos mirando a sus fines.

-Como no son capaces de gestionar, mienten y prometen ingreso mínimo vital y los ERTES que no se pagan por falta de liquidez económica.

¿Quién debería fiscalizar las cuentas públicas? Según el artículo 136 de la Constitución Española, el Tribunal de Cuentas.



Cuando éste organismo, revisa las cuentas de la Seguridad Social y concretamente el tema de las pensiones advierte que la situación es alarmante, pero el Gobierno ha paralizado la revisión con fines electoralistas. Ha comenzado a parchear con créditos del Tesoro que lo que van haciendo es acumulando déficit al PIB y el problema  se acrecienta con el conocimiento exacto del Ministerio de Seguridad Social que está (por órdenes superiores) mareando la perdiz.

El futuro del sistema de pensiones se complica cada día que pasa y los parches comienzan a resquebrajarse.



En el momento que la CE nos aplique el reglamento para recibir las ayudas de la recuperación, estallará la “burbuja económica” y en ese momento “no nos alcanzaremos con la manos las orejas” lo que no sabemos que dimensiones sociales alcanzará.

Otros temas que acapararon la atención fueron: el achuchón sufrido por Enrique Ponce al entrar a matar a su primer enemigo de la corrida celebrada en El Puerto de Santa María y la recogida en moño de la coleta de Pablo Iglesias que desgraciadamente para España, no ha sido un corte definitivo que en términos taurinos equivale a una retirada.