El campo

Agricultura entrega las obras de los sectores XIX y XXI de Payuelos tras una inversión de 28 millones que benefician a 800 agricultore

4 diciembre, 2020 14:27

Miriam Badiola



El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, entregó hoy a la Comunidad de Regantes de los Payuelos las obras de transformación de los sectores XIX y XXI, finalizadas este año y que se podrán utilizar a pleno rendimiento en la campaña de riego de 2021. Con una inversión de 28 millones de euros, la transformación del regadío en ambos sectores beneficiarán a 800 agricultores en las 4.600 hectáreas pertenecientes a nueve municipios de las provincias de León y Valladolid.



Planas celebró en Sahagún (León) la entrega de estas obras, que se incluyen dentro del proyecto de modernización de los Payuelos, al que se refirió como “la abra más importantes de transformación regadíos que realiza el Gobierno de España en todo el territorio naciones, por su significación, impacto presupuestario e importancia”.



Unos sectores que “forman parte de las áreas de transformación del centro de Cea en la subzona de Payuelos, que lleva a cabo el Ministerio de Agricultura por un total de 230 millones de euros” y a las que añadió que se suman las llevadas a cabo por la Junta de Castilla y León “en cuatro sectores por un importe de 97 millones de euros”.



En este sentido, Planas puso de relieve que el Ministerio está haciendo “un esfuerzo inversor muy importante” con un potente “compromiso de futuro”. Dentro de ello, recordó que en este momento se encuentra en proceso de ejecución las obras en los sectores XVI y XVIII iniciadas en 2019 con una inversión de 27 millones de euros, a las que se suma “la aprobación y encargo a Tragsa de los sectores XV y XX por más de 29 millones de euros”.



“Queremos regadíos eficientes y agua para nuestros agricultores y ganaderos pero la queremos utilizar bien, de forma eficiente, con sistemas de riego localizados, contadores y todos los medios tecnológicos posibles”, expuso Luis Planas, quien abogó por la “comodidad y precisión de los regantes” a través de “las nuevas tecnologías que forman parte del presente y el futuro de la ganadería”.



Por este motivo, el ministro de Agricultura insistió en que “el regadío dinamiza todas las producciones agrícolas, diversifica los cultivos y genera más valor añadido”, al tiempo que aporta “seis veces más en riqueza en valor de lo producido y tres veces más en términos de empleo” en un “triángulo mágico del regadío eficiente” en el que se encuentran “la innovación y los jóvenes que se incorporan al tejido productivo y producen un medio rural vivo de cara la futuro”.



Para ello, Planas se mostró consciente de que requiere “un esfuerzo de las administraciones” pero también de los regantes “que tienen que modernizar instalaciones o adquirir nueva maquinaria”, para lo que puso de relieve la puesta del Gobierno por los agricultores y ganaderos a través de la programación de “obras modernización en Castilla y León por un importe aproximado de100 millones euros”, al tiempo que los Presupuestos Generales del Estado “ya reconocen y contemplan 35,7 millones de euros para la modernización de regadío”.



Asimismo, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia tiene que suponer, para el ministro de Agricultura, “un complemento a la Política Agrícola Común” para “dar oportunidad de acometer inversiones complementarias en materia de sostenibilidad y competitividad de las producciones agrarias y ganaderas para hacerlas más resistentes al cambio climático y a la alteración de los mercados”.



De igual forma, Planas se refirió al Plan de Recuperación, que dispondrá de 306,1 millones de euros para transformar y modernizar los regadíos en España, con lo que supone “la mayor inversión de este siglo por parte del Ministerio en la materia de agricultura, que complementará los fondos de desarrollo rural y al Plan de Recuperación de las Comunidades Autónomas”.



En materia inversora, Luis Planas añadió que la Política Agraria Común aprobada en el mes de octubre movilizará en los próximos siete años 47.724 millones de euros para permitir que “se pueda continuar financiando con cargo a los fondos de desarrollo rural actuaciones en materia de regadíos”.



Una apuesta “por regadío sostenible, consumo de agua que suponga reducción en volumen, reducción en uso de energía y por facilidad en el uso de fuentes no convencionales de aguas regeneradas” que “forma parte inmenso proyecto en un sector capaz de responder en primera fila junto a sanitarios ante la pandemia” y que demostró ser “uno de los pilares de la recuperación y transformación de España”.



Para esta transformación, el ministro abogó por el trabajo conjunto del Gobierno y las Comunidades Autónomas “en el diseño de un Plan Estratégico nacional para la Política Agrícola Común y utilizar bien sus fondos”, lo que hará que “España sea imparable e imbatible”.