Economía Si solo se compara marzo, el consumo en 2021 en relación a 2019, es un 3,8 por ciento menor.El consumo de diésel alcanzó entre enero y marzo los 355.171 toneladas en la Comunidad, con una bajada del 0,8 por ciento; mientras que las ventas de gasolina 95 retrocedieron un 11,4 por ciento, y las de 98, un 8,7 por ciento, hasta las 45.476 y 3.026 toneladas.Estos datos se producen pese a que en marzo, creció el consumo de gasóleo A, un 29,6 por ciento, con 138.133 toneladas; el gasolina 95, un 45,8 por ciento, con 19.007, y del de 98, un 51,2 por ciento, con 1.295.Si la comparativa se efectúa con el primer trimestre de 2019, baja el consumo de diésel un 13,1 por ciento; el de gasolina 95, un 18,6 por ciento, y el de 98, un 16,9 por ciento.

El consumo de carburantes hasta marzo aún es un 2,2% menor que en 2020

23 mayo, 2021 21:50

La venta de carburantes para transporte en Castilla y León durante el primer trimestre de este año, es todavía un 2,2 por ciento inferior al de 2020 y casi un 14 por ciento menor al de 2019 en el mismo periodo de tiempo, lo que revela que la pandemia sigue deteriorando la actividad económica en el comienzo de 2021.

El último informe de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), recogido por Ical, indica que en marzo de este año se consumieron en la Comunidad, 158.436 toneladas de gasolinas 95 y 98 y gasóleo A, lo que supone un crecimiento del 31,5 por ciento respecto a 2020, cuando a mediados de ese mes se declaró el primer estado de alarma y quedó confinado el conjunto nacional.

Sin embargo, el cómputo de los tres primeros meses del año, arroja un consumo total en la Comunidad, de 403.674 toneladas, con una bajada del 2,2 por ciento, lo que pone de manifiesto que la pandemia sigue impactando en la actividad y en el transporte respecto a la situación previa al estallido del virus. Asimismo, si se compara al primer trimestre del año 2019, queda claro que la situación no ha retornado a la normalidad ni por asomo, ya que el consumo es un 13,8 por ciento inferior. Si solo se compara marzo, el consumo en 2021 en relación a 2019, es un 3,8 por ciento menor.

El consumo de diésel alcanzó entre enero y marzo los 355.171 toneladas en la Comunidad, con una bajada del 0,8 por ciento; mientras que las ventas de gasolina 95 retrocedieron un 11,4 por ciento, y las de 98, un 8,7 por ciento, hasta las 45.476 y 3.026 toneladas.

Estos datos se producen pese a que en marzo, creció el consumo de gasóleo A, un 29,6 por ciento, con 138.133 toneladas; el gasolina 95, un 45,8 por ciento, con 19.007, y del de 98, un 51,2 por ciento, con 1.295.

Si la comparativa se efectúa con el primer trimestre de 2019, baja el consumo de diésel un 13,1 por ciento; el de gasolina 95, un 18,6 por ciento, y el de 98, un 16,9 por ciento. Comparando solo marzo de 2021, cuando estalla la pandemia, con el mismo mes de 2019, baja el consumo de gasóleo A un 3,1 por ciento, el de gasolina 95, un 7,7; y el de 98, un 8,5 por ciento.

Provincias



Un análisis provincial pone de relieve que el consumo de gasóleo A durante el primer trimestre del año creció sólo en Palencia (32.454 toneladas), un 45,3 por ciento; y en Burgos (48.394), un 3,6 por ciento, respecto a 2020. Por el contrario, mermó en Soria (17.822 toneladas), un 11,7 por ciento; en Valladolid (54.567), un 9,1 por ciento; en Ávila (17.485), un 6,9 por ciento; en Salamanca (56.704), un 6,4 por ciento; en Segovia (22.642), un 2,8 por ciento; en Zamora (43.303), un 1,5 por ciento; y en León (61.801), un 0,6 por ciento.

En cuanto a la gasolina 95, retrocedió su consumo en todas las provincias, Soria (1.629 toneladas), un 22,9 por ciento; Segovia (3.242), un 18,8 por ciento; Palencia (3.026), un 15,2 por ciento; Ávila (3.038), un 14,6 por ciento; Zamora (3.133), un 13,3 por ciento; Burgos (6.670), un 12,7 por ciento; León (9.245), un 6,6 por ciento; y Valladolid (9.942), un 5,7 por ciento.

Por último, en consumo de 98, subió en León (672 toneladas), un 3,7 por ciento, y bajó en Segovia (170), un 32 por ciento; en Soria (119), un 25,2 por ciento; en Ávila (158), un 17 por ciento; en Palencia (188), un 13,1 por ciento; en Zamora (256), un 10,3 por ciento; en Salamanca (377), un 9,5 por ciento; en Burgos (478), un 8,1 por ciento; y en Valladolid (un 3,2 por ciento).