Economía De hecho, el 51,4 por ciento de los préstamos suscritos en la Comunidad durante el 2020 se firmó con intereses sin variaciones, tras experimentar un incremento interanual del 10,51 por ciento, aprovechando las ofertas de las entidades bancarias, que venden este producto ante el hundimiento del Euríbor, que sigue en terreno negativo.Castilla y León fue una de las 12 comunidades autónomas en las que la contratación interanual a tipo de interés fijo fue superior a la variable.

El Covid empuja a los castellanos y leoneses hacia las hipotecas a tipo fijo

16 mayo, 2021 19:43

J.A. / ICAL

La pandemia del COVID-19 y el abaratamiento del dinero se convirtió en catalizador de las hipotecas a tipo fijo para la compra de vivienda entre los castellanos y leoneses. De hecho, el 51,4 por ciento de los préstamos suscritos en la Comunidad durante el 2020 se firmó con intereses sin variaciones, tras experimentar un incremento interanual del 10,51 por ciento, aprovechando las ofertas de las entidades bancarias, que venden este producto ante el hundimiento del Euríbor, que sigue en terreno negativo.

Castilla y León fue una de las 12 comunidades autónomas en las que la contratación interanual a tipo de interés fijo fue superior a la variable. Los mayores pesos en contratación a tipo de interés fijo durante 2020 se registró en La Rioja (67,29 por ciento), Región de Murcia (65,92 por ciento) y Comunidad Foral de Navarra (64,85 por ciento), mientras que los mayores pesos en contratación a tipo de interés variable se registraron en Extremadura (64,67 por ciento), País Vasco (60,38 por ciento) y la Comunidad de Madrid (57,43 por ciento).

En Castilla y León, la contratación a tipo de interés fijo marcó un mínimo interanual en el 2,36 por ciento, mientras el variable se quedó en el 2,03 por ciento. Por tanto, el comportamiento más favorable sigue siendo para la contratación a tipo de interés fijo, que en este caso alcanza un diferencial con respecto a la contratación a tipo variable de 0,33 puntos porcentuales. La práctica totalidad del crédito variable utiliza el Euríbor índice de referencia (47,7 por ciento del total).

En la gran mayoría de comunidades autónomas se formalizaron en el cuarto trimestre más créditos hipotecarios a tipo fijo que a tipo variable, concretamente en 14. Las únicas en las que la contratación a tipo variable fue superior fueron Extremadura (60,66 por ciento), País Vasco (56,58 por ciento) y Comunidad de Madrid (53,82 por ciento). Por el contrario, el mayor peso en contratación a tipo fijo se alcanzó en La Rioja (69,93 por ciento), Comunidad Foral de Navarra (69,07 por ciento) y Cantabria (67,78 por ciento).

En España, las hipotecas a tipo fijo siguió creciendo también, alcanzando en el cuarto trimestre el 55,74 por ciento del total, un nuevo máximo histórico, volviendo a formalizarse más créditos hipotecarios a tipo fijo que a tipo variable. En consecuencia, la contratación a tipo de interés variable fue del 44,26 por ciento, un nuevo mínimo histórico, formalizándose su práctica totalidad con el Euríbor como índice de referencia (43,44 por ciento del total).



Clara tendencia

Los registradores ven una “clara tendencia” al incremento de la contratación a tipo de interés fijo, que recordaron viene registrando máximos históricos trimestre tras trimestre, por lo que prevé una continuidad a lo largo de 2021, debido a que aportan una mayor seguridad al deudor como consecuencia de conocer las cuantías de sus pagos periódicos. Aunque supone un precio más elevado por la financiación hipotecaria, indicaron que en general un “escaso diferencial” con respecto a los créditos hipotecarios a tipo variable.

“Tanto las entidades financieras como los solicitantes de crédito hipotecario han preferido decantarse en mayor grado por la opción de la contratación a tipo fijo”, añadieron.